Más bloqueos de COVID-19 podrían desencadenar síntomas de TEPT

Puntos clave

    La pandemia de coronavirus ha provocado un descenso significativo de la salud mental en todo el país.

    Las órdenes de bloqueo y permanencia en casa tienen el potencial de desencadenar y exacerbar los síntomas del TEPT.

Debido a los protocolos de cuarentena y las medidas de encierro de COVID-19, los investigadores siguen observando un deterioro generalizado de nuestra salud mental. Tanto las personas que habéis recibido un diagnóstico de salud mental como las que no, la crisis actual pone a todos en riesgo.

A medida que la pandemia se prolonga en este 2021, una de esas amenazas es el trastorno de estrés postraumático. Para los que ya padecen el TEPT, el estrés de la situación actual puede desencadenar los síntomas. Mientras que el trauma del aislamiento de meses está provocando nuevos casos.

Hay múltiples factores que permiten que una persona corra un mayor riesgo de padecer síntomas de TEPT durante este tiempo.

Junto con los antecedentes de enfermedad mental, la psicoterapeuta Haley Neidich, LCSW, identificó los siguientes factores:

  • Biológico.
  • Psicológicos.
  • Sistema de apoyo social.

Todos ellos son importantes, ya que cada uno desempeña un papel fundamental tanto en el desarrollo como en el posible tratamiento de trastornos de salud mental como el TEPT.

En muchos casos, la pandemia exacerba estos riesgos; «La razón de que esto sea tan importante es que las personas con trastornos de salud mental existentes soléis permanecer aisladas, tanto emocional como físicamente, de las personas que forman parte de vuestras vidas, incluso antes del cierre», dice Neidich.

«Cuando se elimina incluso la posibilidad de salir de casa e interactuar en persona con otros seres humanos, los factores de riesgo de empeoramiento de los problemas de salud mental son sorprendentes».

– Haley Neidich

Cómo la pandemia sobrecarga nuestro estrés

Teniendo en cuenta que la mayoría de las personas habéis reportado cambios extremos en vuestro estilo de vida y en vuestra salud mental, independientemente del diagnóstico previo, está claro que la mayoría de las condiciones de salud mental tienen el potencial de verse afectadas durante este tiempo.

Muchos de vosotros habéis perdido vuestros ingresos, os habéis visto obligados a permanecer en casa, habéis visto alterada la composición de vuestros hogares y vuestros horarios diarios, y os enfrentáis a la ansiedad generalizada que rodea a la presencia del COVID-19.

La Dra. Roseann Capanna-Hodge, experta en salud mental integradora y pediátrica y autora de Teletherapy Toolkit, dice:

«Siempre que una persona experimenta estrés a largo plazo, habrá un peaje físico, cognitivo o emocional. Incluso aquellos que no tenéis antecedentes traumáticos no podéis escapar del daño que el estrés crónico tiene en el cerebro y el cuerpo. Sin embargo, quienes tenéis un trastorno traumático ya tenéis un sistema nervioso más susceptible al estrés y que hace más difícil escapar de las situaciones estresantes y del aislamiento social.»

Sin embargo, las personas que ya viven con el TEPT y se enfrentan a él se encuentran en una situación especialmente difícil si no pueden salir de casa o si su capacidad es limitada.

Según Neidich, «las personas que ya tienen un diagnóstico de TEPT activo soléis vivir en un estado de incertidumbre y a menudo decís que os sentís inseguros, incluso en vuestra propia casa. El aislamiento de aquellos que pueden ayudar a mantener a las personas con TEPT conectadas a tierra en el momento presente probablemente empeorará su sensación de disociación y empeorará los síntomas de depresión específicamente.»

El aislamiento y la soledad como factores

La soledad es un factor importante en el empeoramiento de la estabilidad de los individuos durante este tiempo, y la investigación ha demostrado que los sistemas de apoyo hacen una diferencia significativa en el deterioro de la salud mental de un individuo.

«Cuanto más prolongado es el aislamiento, mayor es el riesgo de que una persona desarrolle una enfermedad mental más grave. También estamos empezando a ver individuos que cumplen los criterios clínicos del TEPT debido al aislamiento continuado sin ningún antecedente” dice Neidich.

“Los seres humanos no están hechos para vivir en soledad durante mucho tiempo y esta falta de apoyo y de conexión humana suele ser traumática, sobre todo cuando se suma el miedo a ser un ser humano en un mundo con una pandemia global».

– Haley Neidich

Trauma actual

Otra consideración importante para muchos de los que trabajan en las agencias antiviolencia han sido las personas que actualmente están lidiando con situaciones traumáticas dentro del hogar.

Mientras que algunos sufren de TEPT debido a casos anteriores de trauma, hay muchos que están lidiando con situaciones traumáticas activas sin la capacidad de escapar o hacer frente activamente.

Muchas organizaciones dedicadas a la violencia doméstica y sexual han informado de un aumento significativo de la demanda de los servicios que prestan, desde principios de la primavera, cuando comenzaron los cierres de COVID-19.

Dado que los niños ya no van a la escuela a diario, el hecho de verse obligados a permanecer en casa ha supuesto un motivo de extrema preocupación también para los jóvenes, especialmente porque una gran parte de los casos de abuso familiar son denunciados por los profesores.

Además de la posible reclusión con posibles maltratadores, las estrategias negativas de afrontamiento también pueden influir en el deterioro de la salud mental. Las ventas de alcohol han aumentado sustancialmente en todo el mundo durante este tiempo, lo que ha dado lugar a un aumento de las borracheras y a la posibilidad de abuso de alcohol.

Para aquellos que podéis padecer traumas relacionados con el abuso de sustancias o del alcohol, el estrés de la pandemia puede llevar a mecanismos de afrontamiento negativos, o poneros en el extremo receptor de un mayor abuso alimentado por el alcohol.

Efectos del TEPT

Como sabemos que el estrés, especialmente en circunstancias prolongadas, puede tener efectos duraderos en la salud mental y física de una persona, ésta es una preocupación constante para los investigadores y los profesionales de la salud mental.

Según Cappana-Hodge, «los periodos prolongados de estrés y aislamiento son especialmente duros para quienes tenéis un historial de traumas, cuyo cuerpo puede estar simplemente más activado por los factores de estrés ambiental y la tristeza y el estrés colectivos que experimenta el mundo».

Y añade que ese trauma puede incluso presentarse como síntomas físicos, como dolor, dolores de cabeza o problemas estomacales.

¿Cómo puedes mantenerte seguro y centrado?

Capanna-Hodge sugiere que, si es posible, dedicar tiempo a ti mismo es un paso importante para controlar tus síntomas. «Tomar tiempo todos los días para regular tu respiración, conectarte con tu cuerpo y regular tu sistema nervioso es algo que todo el mundo puede hacer y sólo toma 10 minutos».

Incluso a través de las órdenes de bloqueo, se puede abordar la ansiedad, el pánico, la angustia u otras emociones incómodas, solo debes seguir estos pasos:

Respirar. Cuando estás estresado o ansioso, tu respiración puede volverse irregular y la respiración superficial afecta a nuestro sistema nervioso. La respiración profunda es una forma fácil y eficaz de sentirse tranquilo rápidamente.

Visualizar. La visualización es una forma poderosa no sólo de obtener claridad en tus objetivos sino de ayudar a manifestarlos.

Positividad. En tu pensamiento y en tus palabras.

Gestión del estrés. Calmar el sistema nervioso permite, literalmente, pensar. Cuando tu estrés está al máximo, tus lóbulos frontales se desconectan y es casi imposible tener un pensamiento racional y mucho menos reaccionar racionalmente.

Lo que esto significa para ti

El COVID-19, las órdenes de permanencia en el hogar y las cuarentenas son difíciles para todos, independientemente de los traumas pasados o previos, o del bienestar mental. Si te encuentras luchando durante este tiempo, debes saber que no estás solo en tu necesidad de apoyo adicional.

Si salir de casa no es una opción, muchos profesionales de la salud mental ofrecen actualmente sesiones virtuales, lo que permite una mayor flexibilidad para quienes las reciben. Además, si te encuentras en una situación insegura y no puedes salir, existen opciones de ayuda.

Si puedes, crea una red de apoyo que esté disponible para reunirse de la manera que todos decidan que es más segura para todos.

Terapia Online – Puedes lograrlo

Con la psicoterapia online, gracias a los avances de las tecnologías, nos podemos permitir llevar a cabo un mejor tratamiento del estrés, gracias a que nos permite evitar cargas añadidas, como pueden ser los desplazamientos al despacho, imprescindibles en el caso de la terapia presencial. Esto como un ejemplo más.

Porque gracias a la Psicoterapia online, nos podemos permitir estar más accesibles al paciente incluso en esas situaciones puntuales que le generan estrés.  

Además, nosotros aplicamos la tecnología para la realización de las sesiones por videollamada y en ello, las técnicas de relajación, que suelen ser unas de las medidas más prácticas en el tratamiento del estrés, ya que permiten transformar  el distrés en eustrés, se pueden impartir fácilmente a través de una pantalla.

Si sufres problemas de estrés, quizás haya llegado el momento de ponerle solución, gracias a las facilidades que desde Psicología Online Avanzada te ofrecemos.

Te esperamos.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.