Sueños lúcidos

Durante los sueños lúcidos, eres consciente de que estás teniendo un sueño pero no abandonarás el estado de sueño. Algunos definen estos fenómenos como sueños en los que puedes ejercer control sobre diferentes aspectos de tu entorno. Aunque los estudios han demostrado que no siempre es así, y que ciertas personas están más predispuestas al «control de los sueños lúcidos» que otras.

Las encuestas muestran que aproximadamente el 55% de los adultos han experimentado al menos un sueño lúcido durante su vida. El 23% de las personas experimentan sueños lúcidos al menos una vez al mes. Algunas investigaciones han señalado los beneficios potenciales del sueño lúcido, como el tratamiento de las pesadillas. Sin embargo, otros estudios sostienen que los sueños lúcidos pueden tener un impacto negativo en la salud mental. Estos pueden perturbar el sueño y hacer que los soñadores confundan las líneas entre la realidad y la fantasía.

¿Cómo funcionan los sueños lúcidos?

El sueño lúcido ha sido estudiado extensamente, pero todavía se desconoce mucho sobre el fenómeno. Algunos investigadores creen que la actividad en la corteza prefrontal del cerebro está relacionada con el desarrollo de los sueños lúcidos. Durante los sueños no lúcidos, las personas son conscientes de los objetos y eventos dentro del estado de sueño, pero no son conscientes del sueño en sí y no pueden distinguir estar dormido de estar despierto. Esto se ha atribuido en parte a los niveles más bajos de actividad cortical.

Diferencia entre los sueños lúcidos y no lúcidos

Los sueños lúcidos son diferentes porque los dormidos son conscientes de que están soñando y, en algunos casos, pueden ejercer control sobre el entorno. Algunos estudios han vinculado estas características a una elevada actividad cortical. En los soñadores que fueron observados durante los estudios de sueño lúcido, los niveles de actividad de la corteza prefrontal mientras están soñando lúcidamente son comparables a los niveles cuando están despiertos. Por esta razón, este tipo de sueño puede ser referido como un «estado híbrido sueño-vigilia»

Los sueños normales pueden ocurrir durante diferentes etapas del ciclo de sueño. Los estudios han demostrado que la mayoría de los sueños lúcidos tienen lugar durante el sueño de movimiento ocular rápido (REM). El sueño MOR constituye la cuarta y última etapa de un ciclo de sueño normal; las tres primeras etapas consisten en el sueño sin movimientos oculares rápidos (MOR). El consenso general entre los investigadores hoy en día es que los sueños lúcidos se originan en los sueños no lúcidos durante la etapa de sueño REM. En este sentido, la lucidez es un aspecto de los sueños que se puede desencadenar utilizando diferentes medios.

¿Cómo se estudian los sueños lúcidos?

Para estudiar estos fenómenos, los investigadores deben inducir sueños lúcidos usando diferentes métodos. Algunas de las técnicas más comunes incluyen las siguientes:

  • Pruebas de realidad: En esta técnica el paciente  debe realizar pruebas a lo largo del día que ayudan a diferenciar el sueño de la vigilia. Por ejemplo, un paciente puede preguntar si está soñando o no durante el día; como la conciencia de sí mismo no es posible durante los sueños no lúcidos, el hecho de poder responder a esta pregunta demuestra que de hecho está despierto. Las pruebas de realidad se basan en la noción de que las pruebas repetidas se filtraran finalmente en los sueños del participante, permitiendo alcanzar la lucidez y distinguir entre el estado de sueño y el de vigilia.
  • Inducción mnemotécnica de sueños lúcidos (MILD): Esta técnica implica el entrenar para reconocer la diferencia entre los sueños y la realidad durante el sueño. El paciente se despertara después de un período de sueño y repite una variación de la siguiente frase: «La próxima vez que me duerma, recordaré que estoy soñando». Los investigadores deben inducir sueños lúcidos usando el método MILD, despertando al paciente después de cinco horas de sueño.
  • Despertar de nuevo a la cama (WBTB): Algunas personas pueden inducir sueños lúcidos usando esta técnica, que implica despertar en medio de la noche y luego volver a dormir después de que haya pasado un cierto tiempo. La WBTB se usa a menudo en conjunto con la técnica MILD. Cuando estos dos métodos se usan juntos, el tiempo más efectivo entre el despertar y la vuelta al sueño puede ser de 30 a 120 minutos.
  • Estimulación externa: Esta técnica implica luces intermitentes y otros estímulos que se activan mientras el paciente está en el sueño REM. El fundamento de este método es que se puedan incorporar estos estímulos en el sueño, desencadenando la lucidez en el proceso.

Además, algunos estudios han implicado la inducción de sueños lúcidos utilizando ciertos tipos de drogas y suplementos.

Una vez que el paciente se ha dormido. Los investigadores pueden determinar los niveles de actividad en la corteza prefrontal y otras áreas del cerebro utilizando un dispositivo conocido como electroencefalograma (EEG), durante el cual se fijan electrodos al cuero cabelludo. También se puede utilizar un electrooculograma (EOG) para rastrear los movimientos oculares y determinar cuándo entra el sujeto en el sueño MOR. 

En algunos estudios, se pide al paciente que haga movimientos oculares específicos mientras está dormido para indicar que está teniendo un sueño lúcido. Los EOG son particularmente útiles para detectar estos movimientos.

¿Los sueños lúcidos son buenos o malos para ti?

La popularidad de los sueños lúcidos autoinducidos ha crecido en los últimos años. Las razones más comunes para inducir sueños lúcidos incluyen la realización de deseos, la superación de miedos y la curación. Algunos estudios también han demostrado un vínculo entre inducir sueños lúcidos y la superación del miedo y la angustia asociados a las pesadillas.

Sin embargo, hay mucho debate sobre si inducir sueños lúcidos es beneficioso o perjudicial para la salud mental. Algunos investigadores sostienen que la creación de sueños lúcidos difumina intencionalmente las líneas entre el sueño y la realidad, y que esto puede tener implicaciones negativas para la salud mental a largo plazo. La terapia de sueños lúcidos ha demostrado ser en gran medida ineficaz para algunos grupos, como las personas con trastorno de estrés postraumático.

Algunos investigadores han introducido otro problema con los sueños lúcidos: son potencialmente perjudiciales para el sueño. Dado que los sueños lúcidos se asocian con niveles más altos de actividad cerebral, se ha sugerido que estos sueños pueden disminuir la calidad del sueño y tener un efecto negativo en la higiene del sueño.

Los sueños lúcidos frecuentes podrían reestructurar potencialmente el ciclo sueño-vigilia del durmiente, lo que a su vez podría afectar a la regulación emocional, la consolidación de la memoria y otros aspectos de la vida diaria relacionados con la salud del sueño.

Además, las personas con narcolepsia, un trastorno del sueño caracterizado por una somnolencia diurna excesiva y ataques de sueño irresistibles, tienen más probabilidades de experimentar sueños lúcidos frecuentes.

El estudio de los sueños lúcidos es bastante nuevo y en gran parte incompleto. Se necesitan más investigaciones para comprender mejor estos tipos de sueños y determinar por qué algunas personas están predispuestas a tener sueños lúcidos más frecuentes e intensos.

¿Cómo soñar lúcidamente?

Desencadenar sueños lúcidos puede ser bastante fácil con los métodos adecuados. Aquellos que no tienen experiencia con estos fenómenos pueden ser capaces de inducir un sueño lúcido por sí mismos a través de los siguientes medios:

  • Optimizar tu dormitorio para dormir: Practicar una buena higiene de sueño puede ayudarte a asegurar un ciclo saludable de sueño y vigilia, incluyendo una cantidad suficiente de sueño REM (cuando es más probable que ocurran los sueños lúcidos). Asegúrate de que la temperatura del dormitorio sea cómoda; 65 grados Fahrenheit (18,3 grados centígrados) es la temperatura ideal para dormir. También debes mantener la habitación oscura y relativamente tranquila. Las cortinas de oscurecimiento, las máscaras para dormir y otros accesorios ayudan a reducir los niveles de luz, mientras que los tapones para los oídos y las máquinas de sonido pueden bloquear los ruidos externos molestos.
  • Evaluar tu realidad: A lo largo del día, practica la «prueba de realidad» revisando tu entorno para confirmar si estás dormido o despierto. En un sueño, el entorno puede parecer familiar pero habrá inconsistencias y distorsiones en comparación con la realidad. Realizando estas comprobaciones de la realidad varias veces al día, puedes adquirir la habilidad de probar tu realidad durante los sueños.
  • Pruebe los métodos MILD y WBTB: Para la técnica de inducción mnemotécnica de sueños lúcidos, despiértate después de dormir durante cinco horas (usa una alarma si es necesario) y recuérdate que estás soñando una vez que te hayas dormido. El método MILD (mnemonic induction of lucid dreams – en inglés) ha demostrado ser muy efectivo en algunos estudios. La técnica de despertar en la cama también requiere que te despiertes después de cinco horas de sueño. Con la WBTB(wake back to bed – en inglés), debes permanecer despierto de 30 a 120 minutos antes de volver a dormir.
  • Lleva un registro de tus sueños: Cada mañana, escribe todo lo que recuerdes de tus sueños en un diario. También puedes usar un dispositivo de grabación de voz para registrar los recuerdos de tus sueños. Los registros detallados te permitirán reconocer los sueños más fácilmente una vez que te duermas, lo que a su vez puede ayudar a desencadenar sueños lúcidos.
  • El poder de la sugestión: Algunas personas pueden inducir con éxito sueños lúcidos simplemente al creer que pueden tener uno una vez que se duerman.
  • Coge un dispositivo para inducir sueños lúcidos: Los dispositivos portátiles que inducen sueños lúcidos están ampliamente disponibles hoy en día. Estos dispositivos, que suelen presentarse en forma de máscaras o cintas para la cabeza, producen ruidos, luces intermitentes, vibraciones y otras señales que actúan como estímulos auditivos, visuales y/o táctiles.
  • Experimente con los juegos: Algunos estudios han demostrado un vínculo entre jugar a los videojuegos y la frecuencia y el control de los sueños lúcidos. Esto es especialmente cierto en los videojuegos interactivos.

Se pueden utilizar otras técnicas para inducir sueños lúcidos. Entre ellas se encuentran la estimulación transcraneal de corriente directa, que aplica indoloramente corrientes eléctricas a diferentes áreas del cerebro, y ciertos tipos de medicamentos. Pero hay pocas investigaciones científicas que demuestren la eficacia de este métodos.

Además, estas técnicas sólo se deben llevar a cabo en entornos de laboratorio clínico controlados. Nunca deberás  intentarlas a menos que estés bajo la supervisión de tu médico u otro profesional médico o psicológico acreditado.

Terapia Online

En Psicología online Avanzada, trabajamos mediante métodos con una validez científica, acompañándolos de una gran cercanía, comprensión de tu problema y con profesionales certificados. Si quieres saber más sobre el Insomnio y tus problemas de sueño, no dejes de contar con la ayuda que podemos ofrecerte. Además, nosotros aplicamos la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada. Mediante la terapia online, buscamos derribar todo tipo de barreras, para que tú, nos dejes ayudarte. De este modo estarás un paso más cerca de cumplir tus objetivos.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.