Ciclos de un trastorno de alimentación

Es difícil, desde una perspectiva externa, entender realmente los trastornos alimentarios y la alimentación desordenada. Contamos con las directrices del DSM-5 para ayudar a diagnosticar un trastorno alimentario y los diferentes tipos; sin embargo, la mayoría de las veces, las personas experimentan ciclos entre los diferentes tipos de trastornos de alimentación. No todas las personas tienen un peso inferior al normal, de hecho, la mayoría de los individuos que sufren de estos trastornos tienen un peso «normal».

¿Todos los trastornos alimentarios presentan los mismos síntomas?

No todos los trastornos alimentarios se ven igual. No todas las personas anoréxicas «sólo» restringen la comida y están muy por debajo del peso ideal, no todas las personas bulímicas sólo tienen atracones y purgas, y no todas las personas que sufren atracones sólo tienen atracones. Los trastornos de alimentación a menudo presentan una superposición y los síntomas de cada tipo pueden estar presentes. Además, las personas afectadas alternan entre los distintos tipos de trastornos alimentarios. Dicho esto, es importante adoptar un enfoque holístico en el tratamiento de un trastorno alimentario y centrarse en el individuo y no sólo en el diagnóstico.

¿Cual es el ciclo de un trastorno alimentario?

A menudo podemos observar un ciclo en los comportamientos de los trastornos alimentarios. Muchos individuos restringen la ingesta de alimentos como medio para perder peso o por miedo a ganar peso. Estas conductas a menudo hacen que los individuos sufran atracones o coman en exceso, lo que provoca purgas, exceso de ejercicio o pensamientos y sentimientos negativos sobre ellos mismos.

Un «atracón» o comer en general con frecuencia causa una inmensa culpa y vergüenza. Esto hace que las personas vuelvan a entrar en el ciclo restrictivo del trastorno alimentario. A menudo mostramos el comportamiento cíclico de la siguiente manera:

Pensamientos o sentimientos negativos → Restricción de alimentos→ Hambre y experiencias negativas → Atracón o «sólo comer» → Culpa y vergüenza → El ciclo vuelve a empezar.

¿Las dietas funcionan?

Este es también un claro ejemplo de por qué las dietas no funcionan. Nosotros, como sociedad, hacemos hincapié en las dietas durante toda la semana y clasificamos los alimentos como «saludables y no saludables». Entonces sólo comemos los «alimentos saludables» durante la semana y privamos a nuestro cuerpo de lo que nos dice que necesitamos o queremos. Las personas comen en exceso estos alimentos los fines de semana, «ceden» y comen estos alimentos durante la semana, o ambas cosas.

Esto a menudo está asociado con sentimientos negativos como la culpa, la vergüenza y el fracaso. Las dietas a menudo hacen que la comida sea el enemigo y la razón de la infelicidad. En realidad, la comida es el combustible de nuestro cuerpo, no el enemigo. Las dietas no suelen funcionar porque son insostenibles. Nos decimos a nosotros mismos que no podemos tenerla y le damos a la comida tanto poder en nuestras vidas que cuando la comemos experimentamos sentimientos negativos al respecto.

¿Cómo detener este ciclo?

En primer lugar, no es una pregunta fácil de responder. Animamos a nuestros pacientes a que practiquen la escucha de las señales de hambre y saciedad del cuerpo. Estas señales a menudo son interrumpidas y mal interpretadas por alguien con un trastorno alimentario. Es importante que sigan el plan y horario de comidas hasta que lleguen a un punto de recuperación en el que puedan empezar a escuchar las señales de hambre y saciedad.

Aunque las personas tengan un peso saludable y hagan un plan de comidas, esto no significa que la mente está lista para la alimentación intuitiva, ya que los sentimientos suelen dictar el apetito. En segundo lugar, hay que incorporar una variedad de alimentos en cada comida y tentempié. Esto permitirá que tu cuerpo reciba los nutrientes y la energía que necesitas. En tercer lugar, permítete disfrutar de todos los alimentos con moderación. Algunos alimentos nos hacen sentir más satisfechos que otros.

¿Piensas en comer solo una ensalada con pollo?. Ahora deberías pensar en comer pollo, patatas, ensalada y un postre. Te garantizamos que con la segunda opción te sentirás satisfecho y disminuirán tus ganas de comer en exceso. Te estás permitiendo alimentar tu cuerpo y tu mente porque ambos van de la mano. Por último, practica la autoaceptación porque eres digno de disfrutar de todos los alimentos.

Terapia Online ¿La recuperación es posible? 

Los trastornos alimentarios no tienen porqué ser permanentes. Con el tratamiento adecuado, la recuperación es posible. En Psicología Online Avanzada sabemos que a la mayoría de estos trastornos alimentarios les subyace una obsesión, para ello será necesario hacer ejercicios de parada, cambio y confrontación del pensamiento.

Además, nosotros aplicamos la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada. Mediante la terapia online, buscamos derribar todo tipo de barreras, para que tú, nos dejes ayudarte. De este modo estarás un paso más cerca de cumplir tus objetivos.

Si tú o un ser querido están luchando contra este trastorno alimentario, ponte en contacto con nuestro programa.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.