13 – Musarañas

Jota: Muy buenos días a todos, aquí estamos otro día para hablar sobre salud mental y hoy es un capítulo
muy especial, vamos a tratar un tema basándonos en una película, vamos a hablar de Musarañas, la
película en la que participó Macarena Gómez. Y la sorpresa no es solo que vayamos a hablar de la
película, sino que además hoy va a estar con nosotros Macarena Gómez. Muy buenos días,
Macarena, cómo estás?
Macarena: Muy bien. Encantada de estar aquí. Estoy nerviosa.
Jota: Nosotros estamos entusiasmados de que estés aquí.
Macarena: Gracias.
Jota: Está también con nosotros Paula, la psicóloga que ya ha participado otros días en el postcast y ya
conocéis. Muy buenos días, Paula.
Paula: Encantada de estar con vosotros Jota. Hoy doblemente encantada por estar con Macarena.

¿Cómo se prepara alguien para interpretar a un personaje como Montse?

Jota: Y no hace falta que hagamos mayor presentación porque a Paula la habéis escuchado otros días y a
Macarena Gómez todos, absolutamente todos la conocemos y sabéis lo magnífica actriz que es.
Pero a mí especialmente, personalmente a mí, en este papel de Musarañas, la verdad es que me
fascina, me parece que conseguir durante la hora y media aproximadamente que dura la película,
encerrados en una casa, conseguir toda esa tensión y transmitir todo lo que se transmite en esa
película gracias al trabajo que hace Macarena me parece formidable. De todas formas, hoy nos
vamos a centrar un poco en los problemas de salud mental que tiene el personaje de Macarena, y yo
para empezar me gustaría que Macarena nos empezara a desvelar cómo se prepara alguien un
personaje como el de Montse.
Macarena: Uy, qué complicación! Mira, la verdad que era, me enfrentaba a un personaje muy difícil por la
cantidad de, no sé si lo digo bien, psicopatías que esta chica sufría, no? Y como mis padres son
médicos, yo acudí a un amigo de mis padres que es psiquiatra y para hablarle del personaje y el me
estuvo explicando muchas cosas sobre su problema principal, su enfermedad mental es realmente
que ella es agorafóbica. Y esa agorafobia le viene dada por un pasado traumático que tuvo cuando
era niña, que no sé lo que puedo contar o no, a raíz de esa agorafobia ella desarrolla, es que yo
siempre aparte de agorafóbica, a lo mejor lo hice mal, no lo sé, o también consideraba que era una
psicópata, pero no entiendo si la agorafobia aquí tendría que entrar Paula, te puede llevar a ser una
psicópata, no? Al personaje, al principio de la película se le presenta como agorafóbica y por eso
tiene esa relación que tampoco se le presenta muy bien como agorafóbica cuando va a salir por la
puerta de casa y no se atreve porque y entonces le entra un ataque de pánico. Empieza a sentir
mareos. Todo esto me lo preparé con lo que me explicó el psiquiatra y leyendo cuales son los
síntomas que tiene un agorafóbico, no? Hiperventilación, mareos, taquicardia. Eso se demuestra en la
película a través de una escena en particular, con esa escena, cuando voy a salir de la casa se está
presentando al personaje como agorafóbico. Sé que además, yo, por ejemplo, ante el miedo que
tengo de salir al exterior, tampoco permito que mi hermana salga al exterior, que yo eso ya no sé,
Paula, si eso viene a colación, eso es perdona, consecuencia de que como yo soy agorafóbica, no
permito que mi entorno salga o porque en verdad mi personaje tiene otros trastornos mentales. Yo
considero que aparte de agorafóbica, es una psicópata. Ahora estás tú para explicarme aquí si eso
realmente puede ser que una agorafóbica sea psicópata al mismo tiempo. Yo la veo como una
psicópata. Yo no sé vosotros, eh?
Paula: Y bueno, yo aquí al personaje, mirándola un poco como paciente, efectivamente, le veo un conjunto
de patologías tremendos. Imposible poderle dar un diagnóstico porque tiene una complejidad
absoluta. Lo que veo en la agorafobia, que lo plasma de maravilla tu personaje, como es un ataque de
agorafobia y además es verdad que incluso llega a vomitar que eso como actriz, Macarena como se
hace?
Macarena: No me acuerdo Paula, vomité?
Paula: Si vomita, vomita en la escena, bueno, yo me la he visto recientemente y y además con quien la
estaba viendo en ese momento me preguntaba pero en un ataque de agorafobia puedes llegar a
vomitar? En una crisis de pánico, efectivamente, porque además esto ya lo explico un poco Jota,
nuestro aparato digestivo está muy relacionado con la ansiedad, con la manifestación del
nerviosismo y es verdad que puede llegar a causar vómito. Y si, si lo haces y bueno, y me parece eso
que lo plasmas estupendísimamente, como es un ataque de agorafobia, como es el problema de la
agorafobia. Pero efectivamente, ante tanta complejidad de patologías, yo creo que al final la
agorafobia en realidad solo es un síntoma de todo ese conjunto de patologías, que es necesario
tratarla, por supuesto que sería necesario para luego poder tratar a lo mejor quizás más el origen, o
los orígenes del problema. Pero yo no diría que psicópata y el personaje no, no diría que psicópata,
porque los psicópatas carecen de empatía. Es una de las características esenciales en la
personalidad psicopática y yo creo que esta persona es muy emocional, de hecho despierta muchas
emociones y ella siente muchas emociones. Por ejemplo, siente mucho miedo. Que es quizás uno de
los principales o de las principales emociones que marcan mucho su conducta en todos los sentidos.
El hecho de que no quiera hacer o que no quiera dejar a su hermana, por ejemplo, salir de casa. Yo
creo que tiene mucho que ver con el control, no? Con el afán de control que ejerce sobre ella. Ha
adoptado una extremadísima responsabilidad sobre ella. También desempeña un perfil del cuidador.
No sé si estoy mezclando demasiadas cosas, Jota porque es que es tremendo, que aquí hay
muchísimo por dónde coger. Es eso, un perfil del cuidador que quiere ejercer a toda costa y lo ejerce
con su hermana, proyectándolo y transmitiéndole los miedos, los miedos que ella misma tiene.

¿Cómo vives la experiencia de tener esa carga emocional del personaje durante el tiempo que duró el rodaje?

Jota: Bueno, como estamos viendo, aquí hay un conjunto de un montón de problemas mezclados que tiene
el personaje y al final Macarena, a mí me gustaría saber, cómo te metes tú en un personaje que tiene
toda esta carga emocional durante tanto tiempo? Me imagino que el rodaje que llevará un tiempo,
ahora nos cuentas cuánto tiempo duró más o menos el rodaje. Cómo vives tú esa experiencia de
tener esa carga emocional tan grande de este personaje durante todos estos días o semanas que
durase el personaje?
Macarena: Mira, el rodaje se hizo en tres semanas y yo soy una actriz, a la hora de trabajar chupo mucho la
energía de lo que sucede a mi alrededor. Es decir, yo no estoy en mi casa ensayando, como voy a
decir esta frase, o si voy a llorar o no voy a llorar. Todo me llega en Set. Depende del si lo siento en el
momento o no, qué ocurre? Que tuve la gran suerte que se rodaron tres semanas en un mismo piso y
yo llegaba a las 7 de la mañana en ese piso y no salía hasta las 8 de la noche. De hecho, no salía ni
para comer. A veces gente iba al bar de abajo y decía yo me quedo encerrada en mi casa y comía en
el cuarto del personaje para sentir esa sensación de bueno, para sentirme más como Montse, una
persona que no quiere salir al exterior, que no se atreve a salir al exterior. Y entonces el hecho de
estar ahí siempre encerrada me ayudó, me ayudó muchísimo a entrar en, a empezar a entender al
personaje, a hacer la casa mía. Yo hice la casa mía, que todo lo que tocaba, las paredes, la silla, la
cama donde dormía yo dormía la siesta en la habitación de mi personaje.
Jota: Fíjate.
Macarena: Para hacerlo muy mío. Hubo una cosa también que me ayudó, que hacía mucho frío. Esto ya para la
caracterización hacía mucho frío y, claro, tenía que dejar las ventanas abiertas para pasar el
cableado. Y me di cuenta de que inconscientemente mi personaje empezó a encorvarse, y me fui
encorvando, pero por el frío que tenía. Yo creo que el ser humano siempre cuando tiene frío, hace así
un poco. Y por eso lo hice encorvado, una chica que parecía más vieja de lo que realmente era. Pero
ya digo que eso son cosas que yo las fui absorbiendo de mi entorno. No fue nada premeditado.
También pienso que un buen actor hace un buen trabajo si tiene un buen guión detrás. Tú puedes ser
grandísimo actor y tener un guión muy malo, o un personaje escrito sobre papel muy malo y es difícil
defenderlo. Y yo creo que estaba muy, muy bien, muy bien definidos todos los personajes en la
película.

¿Cómo dejas de ser el personaje una vez que termina el rodaje?


Jota: Si, eso está claro. Pero conseguir transmitir toda esa tensión, esas expresiones que estás
constantemente durante toda la película haciendo que van aquí, nos lo puede decir mejor Paula, pero
transmitiendo todos esos sentimientos que tiene Montse de angustia, de pánico, de todo, según va
transcurriendo la película. Es increíble. Cómo después de esas tres semanas encerrada en esa casa,
durmiendo la siesta, en esa cama, en ese cuarto, el día que termina el rodaje, puede salir Macarena
por la puerta y dejar de ser Montse. Hay una transición para dejar de ser la agorafóbica encerrada en
esa casa?
Macarena: Mi marido dice que fui Montse mucho tiempo. Yo terminaba el rodaje
Paula: Uy, pobre.
Macarena: Sí, sí. Y hace poco rodé otra película en Córdoba y estuve uno o dos meses con el personaje, también
era yo el personaje, no? Dice mi marido que estaba inaguantable, pero bueno, en el caso de Montse
me pudo durar dos o tres días, ya enseguida que me cambio de ropa, me pongo ropa de colores,
porque Montse iba siempre de negro y eso también te afecta emocionalmente, el como vistes. Ya
volví a mi ser. Vamos a ver si tengo la capacidad, yo la hago un personaje lo terminó y en dos o tres
días adios muy buenas y ya soy Macarena otra vez, pero hay algo, se queda ahí, un poso de tristeza, a
lo mejor. En el caso de Montse se me quedó un poso de tristeza.
Jota: Claro, volviendo un poco al personaje, hay aquí un comportamiento con la hermana, de intentar
cuidarla y por el querer cuidarla, pues no tratarla todo lo bien que se debería en muchas ocasiones.
Que luego cuando aparece el personaje de Carlos, parece que se traslada todo ese cuidado que
quiere tener por la hermana al nuevo personaje. No sé si esto también es algún trastorno y que nos
puede decir primero un poco Macarena y luego explicar Paula qué hay detrás.
Macarena: Yo en verdad. Mmm mmm, no sabría decirte por qué cuando llega el personaje de Carlos también lo
trato un poco como a mi hermana, como bien dijo Paula anteriormente, el síndrome del cuidador.
Pero claro, si va más allá, yo no sólo le quiero cuidar, yo creo que también hay un componente,
porque los agorafóbicos, si mal no recuerdo Paula, son personas que además a nivel sexual, no
sexualmente, no son nada activos, verdad?
Paula: No lo sé, depende, supongo que depende del grado de intensidad del problema, me imagino. Porque
claro, es que tenemos que tener en cuenta lo que llega a limitar un problema como la agorafobia y al
final empieza por limitar unos aspectos de nuestra vida, pero se generaliza a todos. Entonces, claro,
el aspecto sexual también se puede ver afectado, se puede haber visto limitado. Entiendo que será
por eso.
Macarena: Claro, a mi llega el personaje de Carlos y yo llevo años sin ver a un hombre y para mi es como de
repente un hombre en mi casa. Y es que me estoy acordando de cosas. Creo recordar que yo me
pongo Montse se pone muy celosa al ver que su hermana tiene empatía con este hombre. Y yo eso
no lo puedo soportar, porque a mí este chico me, a Montse, también le atrae. Le atrae, pero no se
atreve a ir más allá con él porque tiene miedo al sexo masculino, vamos. Y todo esto, el miedo que ya
tiene al sexo bueno, al sexo en general, es debido al pasado, lo puedo decir abiertamente que Montse
es una chica que sufrió abusos sexuales por parte de su padre cuando era pequeña. De ahí se le
generó el trastorno agorafóbico y de ahí yo no sé también, viene su problema de el síndrome de
cuidadora que tiene con su hermana, no? Un poco, todo se genera del trastorno que tuvo en la
infancia, de los abusos sexuales, es decir, ella desarrolla una agorafobia, luego esa dependencia de
síndrome de cuidadora que siente hacia su hermana y después, antes que lo hablamos y me
equivoqué, Paula, que dije que ella era psicópata, no, ella lo que desarrolla es como un cuadro
psicótico. Pero yo tampoco, explicalo bien, explicalo que es bien un cuadro psicótico.
Paula: O sea, un cuadro psicótico al final viene a ser, pues este tipo de cuadros que se basan en síntomas
relacionados con alucinaciones, disociaciónes, todo aquello que se sale de la realidad.
Macarena: Y claro, yo imagino que por ese cuadro psicótico que ella sufre es cuando tiene alucinaciones y cree
ver a su padre en distintos lugares de la casa, no?
Paula: Exacto.
Macarena: Me imagino que son las alucinaciones provocadas por el cuadro psicótico que ella sufre, no?
Paula: Exacto. Sí, sí. Yo creo que es el síntoma más evidente de que lo que está sufriendo aquí la persona
Montse es una psicosis más que una neurosis. Si se limitara, si se redujera solo al problema de la
agorafobia, hablaríamos de neurosis. Pero ya es una patología tan compleja la que se presenta, que
está rozando la psicosis, vaya rozando no, entra en la psicosis con esta parte de alucinaciones y de
todo lo que hay alrededor. Generado por esas experiencias traumáticas en su pasado.
Macarena: O sea que en el fondo, Montse, perdona que lo diga así, está como un cencerro, yo siempre lo digo,
no? Te quiero decir, sufre agorafobia, un cuadro psicótico, qué más? Qué más sufre Montse? Es muy
interesante esta conversación, porque como la hice hace tanto tiempo, no me acordaba y entonces
me estan saliendo a relucir cosas muy interesantes. El síndrome del cuidador en verdad no lo sufre,
no lo tiene la que cuida, o lo tiene la que está siendo cuidada, es decir, el síndrome del cuidador del
que hablamos lo sufro yo porque tengo esa necesidad de cuidar y proteger a mi hermana y de cuidar
a Carlos, al chico que entra en la casa. Soy yo la que sufre el síndrome del cuidador, no?
Paula: Exacto. Sí, sí, también lo llamamos síndrome de Munchausen. Y el síndrome de Munchausen, por
ejemplo, se dibuja a la hora de explicarlo como esas madres que incluso pueden llegar a lesionar a
sus propios hijos por la necesidad de ser necesarias para ellos, por la necesidad de tener que
cuidarles, en el afán de protección ejercen un afán de control que pueden llegar a eso, a incluso hacer
daño. Esto, llevado a otros niveles, nos lleva a entender porque la sobreprotección muchas veces es
perjudicial. Vaya, siempre, si es sobreprotección, si nos excedemos de lo que es protección, estamos
haciendo un daño, estamos perjudicando a quien queremos cuidar. Y claro, aquí a Montse se le ve
que sufre de este síndrome, lo sufre en un principio con su hermana, luego al final de la película
entendemos por qué es tan protectora con ella, no? Pero es que al final lo generaliza con todo aquel
que se le acerca, como por ejemplo pasa con Carlos, que además yo creo que sí que se llegan a
desarrollar como sentimientos de enamoramiento. Además, sí que hay una parte de la película
incluso que ella se declara, no?
Jota: Sí,si, si.
Macarena: Así como un momento de declaración donde él es muy duro con ella, es muy cruel, porque le dice una
serie de cosas que a ella le hacen mucho daño. Es ahí donde por ejemplo, se ve que este personaje
siente, o sea esta chica está sintiendo. Por eso tenía tan claro que psicópata no era.
Jota: También puede ser, perdona que lo pregunte, también puede ser que todo lo que está despertando en
la hermana que empieza, llega a la mayoría de edad, hay un chico por medio y ya las amigas
empiezan a avisar a Montse de ten cuidado, que de repente se encuentre con otra persona que puede
captar, no? Para no estar sola y que cambie también un poco el síndrome que habláis del cuidador de
un personaje al otro porque vea el miedo de mi hermana igual empieza a volar, no? Y necesito a
alguien con quien sustituirlo. Puede ser por ahí, por lo que cambia el rol de cuidadora de uno a otro.
Macarena: Puede ser. No me lo había planteado, tenía que haber hecho esta charla antes de hacer la película
con vosotros.
Paula: Si, pues hubiese estado muy bien. Yo creo que sí. Yo creo que también es un mecanismo de defensa
y además, en este caso bastante sano, bueno, sano, relativamente no? Ante todos los problemas que
tiene ella, pues por el miedo a quedarse sola, piensa y pone el foco en alguien que la podría
acompañar. Por eso a lo mejor desarrolla esos sentimientos de enamoramiento, evidentemente
confusos porque no se desarrollan tan rápidamente y con el primero que pasa no? Pero sí que pueda
hacer que bueno, luego claro, ella lo gestiona a su manera y de esa manera tan patológica. Pues
sacando su síndrome del cuidador, siendo un poco Misery que me recordabas mucho Macarena a la
actriz de Misery y que no tienes nada que envidiarle a ella.
Macarena: Vi Misery para este personaje.
Paula: Si, no?
Macarena: Ahora porque no lo recuerdo bien, Montse en algún momento llega a aceptar que ya tiene un
problema?
Paula: Si, si.
Macarena: Porque el primer síntoma para una persona querer recuperarse es aceptar que tiene el problema, ella
llega a confesar o a abrirse diciendo que ella tiene un problema, no?
Jota: Hay un momento en la película en la que ella acepta hablar con el marido de la señora que va ahí a
Macarena: Es verdad, claro.
Paula: El médico.
Jota: Y llega a hablar con el médico para empezar a hacer ciertos pasos. Entiendo que es una manera de
confesar, sé que tengo un problema y lo voy a intentar, que es cuando intenta dar ese primer paso y la
escena fantástica del intentar llegar a tocar.
Paula: Se expone.
Jota: Ese paso, efectivamente.
Paula: Mira, y hacen Jota una referencia a la consulta online, no? Porque habla con el médico por teléfono
en esos años 50, mira, ya había ahí unos primeros pasos hacia la terapia online y es que es de gran
ayuda para este tipo de problemáticas.
Jota: Está claro que la única forma que había de hacer una terapia o que el médico o psicólogo fuera a tu
casa o la llamada esa que realizáis. Además de todos los problemas psicológicos que pudo tener
Montse inicialmente con los abusos y también todo el tema religioso que estaba muy metido, hay
una escena en la que el padre aparece prohibiéndole salir de casa a Montse. Me imagino que eso
también es como una semilla incipiente de hacer que surja la agorafobia. El decirle esta prohibición.
Pero os pregunto.
Macarena: Bueno, yo, o sea, yo imagino que mi padre no solo abusaba sexualmente de mí, sino que también
sería una persona muy dominante y me prohibiría ir de casa porque, esto sería en lo años 30,
imagínate la película sucede en los 50, cuando mi padre me prohibiría ir de casa, serían los años 30 o
40, entonces a lo mejor tenía, quería dominarme a mí. Impidiéndome hacer mi vida como mujer,
sabes lo que te digo, entonces me imagino que eso sí, sí, sí tendría mucho que ver luego en el, digo yo
Paula, no lo sé, eso tendría mucho que ver en que luego yo también desarrollara esa agorafobia.
Chico es que la estoy analizando tanto que yo no me plantee tantas cosas sobre mi personaje.
Paula: Pues hombre, a mí me parece que lo representas de maravilla. Precisamente me consta que te
preparas muy bien tus papeles, Macarena, porque te has preparado algún papel conmigo cuando has
hecho un personaje de terapeuta o psicóloga. Y precisamente no dudaba que este personaje te lo
tenías que haber preparado así de bien. Pero fíjate, lo has hecho más desde lo emocional, no?
Metiéndote tan entre esas cuatro paredes donde Montse vive y conectando más con sus emociones.
A lo mejor no formándote tanto desde lo técnico, que quizás no sea tan necesario. O sea, creo que
quizás ha sido más la parte emocional lo que ha hecho que al final llegases tan bien
Macarena: Tienes toda la razón. Yo creo que en lo técnico me informé, pero claro, tú te puedes informar, pero si
no lo vives no puedes saber lo que se siente.
Paula: Claro.
Macarena: Yo nunca he vivido una agorafobia, con lo cual es verdad cuando transmitía o actuaba ser
agorafóbica es plena actuación, porque son, no es una experiencia que yo haya vivido nunca. Pero
cuando actúas, sabes, a ver, me estoy liando os voy a explicar. Los actores somos todos unos
mentirosos. Nosotros podemos interpretar una escena de agorafobia, que yo no soy agorafóbica,
nunca he experimentado la agorafobia, pero yo sí lo puedo trasladar y sustituir y saber como actriz
que yo he podido experimentar algún momento de pánico en mi vida. Que he tenido momentos de
ansiedad, entonces es como nuestro cuerpo tiene esas memorias emocionales, yo sé lo que es sufrir
un ataque de pánico, yo sé lo que es sufrir ansiedad, entonces eso lo traslado al personaje
agorafóbico, me entendéis? Me explico bien, verdad que sí?
Paula: Perfectamente.
Macarena: Cuando hago que quiero salir de casa, pero no me atrevo, sé cómo hacerlo porque no he
experimentado la agorafobia, pero sí he experimentado los síntomas que sufre una agorafóbica, por
otras razónes, me entendeis? Entonces todo cuando actuamos es mentir, es mentir. Un actor a lo
mejor tiene que un momento emocionarse porque ha sido madre, ha parido, yo me recuerdo que
antes de ser madre me hacían hacer de madre, a mí me costaba muchísimo López López, el peor
personaje que he hecho en mi vida, una vez que tuve que hacer de madre porque no sabía lo que era.
Qué sensación se sentía siendo madre? Que haces? Lo sustituyes, lo sustituyes y a lo mejor, lo
sustituyes y cuando tienes el bebé. Ay, que feliz que soy madre! Piensas en el día que te regalaron tu
perrito, me entiendes? Ay, que feliz que tengo mi primer perro. Pero claro, a veces lo hacemos bien o
a veces lo hacemos mal. Por eso yo siempre ahora casualmente me da muchos papeles de madre,
porque ya he sido madre ya he experimentado y estoy experimentando la experiencia de ser madre y
la puedo trasladar, no? La puedo representar. Os estoy contando un rollo tremendo, pero me
entendéis, no?
Jota: Totalmente.
Macarena: Yo no he sufrido, bueno, esto es mentir y sustituir las emociones, sustituir los personajes. Tu cuando
estás interpretando y le tienes que decir a un actor te quiero, te amo y estoy locamente enamorada de
ti. A lo mejor, a ese actor, tienes cero química con él, no le quieres para nada, pero cuando se lo dices
lo sustituyes y se lo estás diciendo en ese momento a tu marido. Te quiero y estás pensando en tu
marido. Esa es la forma en que trabajo yo. Otras veces ocurre que realmente se crea una química
muy especial, a mí me pasó con Nadia de Santiago, la actriz que hace de mi hermana, que yo te digo
que es la actriz con la que mejor he trabajado en toda mi vida. No actriz, actor, actriz, con quien mejor
he trabajado toda mi vida, porque realmente se creó un vínculo de hermanas.
Jota: Qué bien.
Macarena: Un vínculo de hermanas. Pero real, un vínculo de hermanas real. Ella, al ser menor de edad que yo, y
esto queda un poco pedante, pero ella me respetaba mucho como actriz. Como me respetaba como
actriz, ese respeto que siente su personaje hacia mí quedaba plasmado muy evidente. Y esa
necesidad que tenía yo un poco de hacer una actriz más joven que yo, de cuidarla, un poco de
aconsejarla y de bueno, quedó plasmado también. Y eso realmente, realmente en este caso os podría
decir que no hubo una sustitución emocional en este caso. La relación que se creó entre ella y yo era
muy auténtica.
Paula: Qué bonito.
Macarena: Hombre, no era tan auténtica hasta el punto de decirle: no salgas de casa, Nadia. A ese punto no,
pero…
Paula: Y tampoco la maltrataba ni la pegabas.
Macarena: Tampoco la maltrataba ni la pegaba. Pero, pero fíjate a Nadia es muy interesante porque cuando
alguna vez que la pegué en escena la pegaba de verdad, la pegaba.
Paula: Sí?
Macarena: Sí, si. Hay actores que de repente te dicen ni me toques, o sea, no te atrevas, pero ella me dijo:
Pégame de verdad, Macarena, pégame de verdad. Porque ella quería sentir ese dolor físico que se
siente cuando te pegan. Estamos un poco chaladitos los actores.
Jota: Me surge una pregunta hablando del personaje de Nadia y es, me da la sensación a lo mejor como
hace tiempo dices que no te acuerdas, pero por qué no se dice el nombre de la niña en ningún
momento?
Macarena: Es verdad, es que tú fíjate que ahora, según hablaba con vosotros, estaba pensando cómo se llamaba
mi hermana y no, creo que no lo sé. Fíjate.
Jota: La última escena acaba ella diciéndole en el oído al personaje de Hugo, a Carlos, como si le dijera el
nombre, pero creo que no se llega a escuchar y en los títulos de los créditos no aparece el nombre.
Macarena: ¿Como se llamaba la niña?
Paula: Si, la niña, aparece como la niña, es verdad.
Macarena: Pues no, no lo sé, fíjate. No, ahí no!
Paula: Habría que preguntárselo a los guionistas, no?
Macarena: Pero un personaje con las patologías que tiene Montse, eso me lo preguntaba yo, es capaz de matar?
Por eso ahí yo quizás me confundí y me dije que era psicópata. O eso ya es una licencia del guionista,
hasta ese punto tú crees que ella podría llegar a matar?
Paula: Una vez entrados en el psicóticismo, una vez ha entrado en ese cuadro psicótico, claro que es
probable que se produzca un asesinato o varios. Bueno, hay un ejemplo muy cercano, no? No sé si os
acordáis esta chica médico de la Jiménez Díaz.
Macarena: Ah, sí.
Paula: Que en un proceso con un diagnóstico de esquizofrenia, esta chica mató a varias personas y hace
poco salió a la calle. Y también no sé si llegó a hacer daño a alguien, pero amenazó a alguien. Claro,
esa es la diferencia entre el psicótico y el psicópata. El psicópata lo tiene todo muy estudiado, lo tiene
todo muy estratega, muy estructurado en su plan de asesinato. El psicótico es impulsivo, el psicótico
es en defensa, probablemente porque se sienta amenazado. En el caso de Montse, yo la veo, pues,
como en su afán de control, por controlar, por protegerse, por mantener esa zona de confort, todo
aquello que invade, todo aquello que rompe, no? Y que ella percibe como una amenaza, pues en el
fondo un poco como casi respondiendo o muy a lo bestia, al mismo mecanismo de la agorafobia. O
sea, la agorafobia lo que está haciendo es protegerse de algo que le resulta amenazante, que son sus
propias crisis de ansiedad. Esta chica cuando mata a gente, yo creo que también se está protegiendo
de lo que le resulta amenazante, de todo aquello que puede amenazar eso que ella se está
construyendo. Pues tener a Carlos en su vida o incluso aquello que sea amenazante para para su
hermana. Por eso al final lo que se desenlaza. Que pasa con el padre? Que bueno, que no sé si aquí
estaré haciendo spoiler pero al final de la película se sabe.
Jota: Incluso cuando todo acaba, que ya está terminando la película da pie a pensar que la hermana es la
que se va a quedar en esa situación de yo ahora soy la que me quedo encerrada en mi casa. Voy a
ser yo la que voy a vivir con este encierro, como dando pie a pensar que..
Paula: Como que adopta, no? El perfil de personalidad que tenía Montse, al final se lo queda la niña. Y yo
creo que también un poco síndrome de Estocolmo, no? Ese síndrome de la persona que ha sido
secuestrada y que al final como que se acaba enamorando de su propio secuestrador, o sea,
enamorando o desarrollando unos sentimientos de unión hacia aquello que le ha tenido machacada y
que le ha tenido limitada.
Jota: De alguna manera llegará a entender todo lo que ha pasado, los motivos por los que su hermana era
así, por todo lo que había pasado y todo, todo lo que había ocurrido.
Paula: Se supone que con el desenlace final lo entiende. Y eso es lo que le lleva, como a deberse a ella y a
devolverle de alguna manera, absorbiendo su personalidad.
Macarena: Es muy curioso, ese no era el final, eh?
Paula: Ah, no?
Macarena: No, en el montaje lo cambiaron, claro, al final ella sí se va. Y aquí hicieron en el montaje de tal manera
que lo dejan un poco a la elección del espectador. Que piense que ella o va o se va, y rompe con todo
su pasado y empieza una vida nueva. O se convierte, como bien hemos dicho, en Montse. Y eso fue
decisión del montador a ultimísima hora. Vamos, recuerdo cuando fuimos a ver el pase de la película
que Nadia y yo hicimos, cómo? Sabes? Pero me parece una elección muy acertada.
Paula: Sí.
Jota: Y da incluso pie a un Musarañas dos.
Paula: A mí me gusta, me gusta más que sea así al final.
Macarena: Si, a mi también.
Paula: Supongo que porque me va la marcha con las patologías.

¿Qué hay de realidad y de ficción en el personaje de Montse, podría ocurrir algo así en la vida real?

Jota: Sí, sí, sí. No sé si queréis decir algo, algo final de estos personajes, de todos los enredos, todas estas,
porque al final lo tenía yo aquí preparado para preguntar, pero ya te lo ha preguntado Macarena, que
es todo este cúmulo de abusos, problemas e incluso todo el sometimiento que puede haber a través
de la religión, el maltrato, todo lo que ha sufrido el personaje para llegar al punto de lo que se
convierte, no? Montse, con todos sus problemas mentales. Si esto realmente, porque me imagino que
no todo el mundo se convierte en agorafóbico con todos estos cuadros psicóticos que tiene. Qué hay
de realidad y que de ficción en que esto pueda llegar a ocurrir? Para ir cerrando el tema, cómo lo
veis?
Macarena: Esa misma pregunta le quería hacer a Paula, por eso le he dicho por tener cuadros psicóticos y ser
agorafóbica puede llegar a asesinar? Ella ha explicado clarísimamente que si.
Jota: Sí, pero…
Macarena: Yo te entiendo que puede haber gente real, todo eso.
Jota: Puede llegarse a dar, pero imagino que no es lo normal. Me imagino que una persona puede llegar a
tener ciertos problemas que tenga que corregir, pero esto es algo extremo, esto es algo que pasa,
entiendo, no? Explícanos un poco más, Paula, como funciona un poco el cerebro para llegar a esta
situación.
Paula: Es posible que ante esa complejidad de patologías se lleguen a manifestar de la manera en que en
Montse se están manifestando? Es posible, ahora, no es tan probable. Yo lo llevaría mucho al
contexto psicosocial de la película, no? Años 50, evidentemente no había acceso a la psicoterapia y
cuando empiezas a desarrollar una problemática de este tipo, a día de hoy, si le ponemos remedio,
no? Tomaríamos medidas, de alguna manera, es muy difícil que lleguemos a dejar que esto llegue
hasta estos puntos tan tremendos. Además, es que hablamos de acontecimientos traumáticos y hay
muchos, los que son causantes de toda esta al final, patología tan compleja en ella, porque hemos
hablado de los malos tratos, de los abusos. Pero es que también, sí, también hay un duelo patológico,
creo que eso no lo hemos contemplado mucho, que es el duelo por la madre. El hecho de no elaborar
correctamente un duelo también puede llegar a generar estas consecuencias. Por eso decía el tema
de la agorafobia, al final casi, casi solo y exclusivamente es un síntoma que evidentemente hay que
tratar y que si no lo tratamos, difícilmente vamos a poder tratar todo lo anterior, que es el problema
de origen o los problemas de origen. Yo diferenciaría mucho entre la parte neurótica y la parte
psicótica. La parte neurótica es la parte de la agorafobia y a día de hoy sabemos que el mecanismo
de la agorafobia es bastante fácil de generarse. Hay muchos casos que llegan a consulta
presentando síntomas de agorafobia. Vivimos en otra época, vivimos en otra sociedad y se empieza
a poner remedio antes, gracias a ello no llegamos hasta determinados extremos, no? Pero luego está
la parte psicótica, que es la parte que puede llegar a ser tan sumamente impulsiva que se sale de la
realidad y que llega a tener estos comportamientos tan totalmente desadaptados, como por ejemplo
el asesinato. No sé si esto contesta a tu pregunta Jota.
Jota: Sí, sí.
Macarena: La has explicado muy bien. La voy a hacer otra vez, la película.
Paula: Claro, claro.
Jota: Si la tienes que ver tú y la tienen que ver todos los que están escuchándonos ahora tienen que irse a
verla porque merece mucho la pena verla.
Macarena: Porque ha dicho una cosa muy interesante. Que yo no me lo trabajé y ahora que lo dice me ha dado
mucha rabia. Estos si se desvela, luego se puede editar, no?
Jota: Sí.
Macarena: Claro, fíjate el sufrimiento de Montse de saber que ella es su hija, y no haber podido desarrollar con
ella la labor de madre, o sea, fíjate en eso. Ay, qué rabia me da, pues. Qué frustrante ha tenido que ser
para ella no poder ser la madre, que es lo que naturalmente tenía que haber sido, no? Esa parte, pues
fíjate, esa parte por ahí no lo lleve, Paula, ahora me da mucha rabia.
Paula: Pero sí se percibe, si se percibe.
Macarena: Pero a lo mejor en mí pensamiento, no estaba, me entiendes?
Paula: No tan consciente.
Jota: Claro, a lo mejor no lo tenías, pero sí que se ve que, claro, durante toda la película piensas que como
hermana mayor la has querido proteger, pero es que estas haciendo el rol de madre, es todo el rato lo
que se piensa, sin saber que realmente, es que es la madre.
Macarena: Sí, sí, no digo yo como actriz, que no incorporé esa frustración que debería tener de tener que haberla
escondido a ella, ese secreto tantos años y no haber podido ser realmente la madre que tenía que
haber sido, no? Eso quedó demostrado.
Paula: Hay una frase la de la verdad os hará libres, no? Que la utilizan como símbolo para entender qué es lo
que pasa al final, y es que es cuando sale la verdad a la luz, en el fondo parece que Montse muere
tranquila. Y como si se liberara, no?
Macarena: Me acuerdo que morí con una sonrisa, eso es una cosa, me acuerdo que fue una decisión mía de
decir, o sea que mayor placer, claro, soy libre por fin, no? De esta cárcel.
Paula: Si, se ha liberado. Se ha liberado con la verdad.
Macarena: Sí, me acuerdo que moría con una sonrisa, porque después la veía y decía: Ay, qué fea queda la
sonrisa llena de sangre. Yo sólo quería añadir una cosa, y es que es muy importante cuando para el
actor, cuando decide interpretar un personaje determinado, para hacerlo bien y muy creíble, es muy
importante no juzgar al personaje. Es lo primordial. Montse puede ser una psicópata, o sea una
psicótica asesina, tener todo tipo de patologías, pero yo amaba a Montse. Y la entendía muy bien y yo
creo que el éxito de haberla interpretado bien es que realmente entendía todo el proceso por el que
ella estaba pasando.
Paula: Sí, yo creo que eso se nota muchísimo.
Macarena: Y nunca juzgarlo nunca, nunca. El actor que interpreta bien a un asesino a sueldo, a un asesino, a un
asesino en serie y lo interpreta bien, es por qué llega a entender el porqué el comportamiento de ese
asesino, o cuando interpretas los grandes actores en la historia del cine que han interpretado a Hitler,
que lo han hecho maravillosamente. Mira, no puedes juzgar a Hitler. Tienes que entender el por qué él
hacía lo que hacía. Independientemente que esté mal o bien, quiero decir, pero el actor en ese
momento tiene que entenderlo.
Paula: Sí, y eso es un ejercicio de complejidad mental muy interesante.
Macarena: Cuando te dan personajes totalmente opuestos a tu forma de pensar o de ver la vida, tienes que
hacer un trabajo ahí.
Paula: Claro.
Macarena: Y aceptarlo. Aceptar su forma de ver, de ser, de ver la vida y su forma de pensar. Tienes que
aceptarlo.
Paula: Sí, y se nota mucho, Macarena, que tú quieres a tu personaje, de hecho me llama mucho la atención
porque se supone que es una película de terror y al final el personaje terrorífico a mí hay momentos
que me despierta muchísima ternura, ya no sé si por gajes del oficio. El momento en el que ella dice
eso, lo de le voy a poner solución, quiero empezar a salir, o sea en ese momento en el que está
tomando conciencia de su enfermedad y que se propone pedir ayuda. A mí ese momento me resulta
súper tierno por parte de ella. Es algo que también se lo digo mucho a mis pacientes cuando vienen a
consulta, que no hay nada más inteligente que detectar que tienes un problema y quererle poner
solución. En ese momento ella está teniendo un momento de lucidez enorme y a mí me despierta
muchísima, muchísima ternura. O sea, el monstruo de la película al final resulta tierno, en algunos
momentos.
Macarena: Y a mí también, yo ya te digo que quise mucho a Montse y la quiero muchísimo. Siento empatía por
ella, hacia ella.
Paula: Sí, sí. Se nota.
Jota: Muy bien. Yo creo que sí, que se transmite y efectivamente, no sólo por los gajes del oficio. También
puedo decir que hay momentos en los que efectivamente te sientes conectado con Montse y sobre
todo al final, cuando entiendes por todo lo que ha pasado, que dices madre mía, es que poco ha
hecho. Así que yo creo que lo mejor que podemos hacer ahora mismo es recomendar que todo el que
esté pasando, aunque no sea en este grado, que esté con algún problema incipiente de este tipo, que
por favor que acuda a terapia, que busque ayuda, que el profesional que pueda sea online, sea
presencial, como sea, pero que pida ayuda y que no deje que esto llegué a este punto de llegar a
encerrar a nadie en casa, ni a matar, ni hacer nada de este tipo, claro. Y sobre todo, que no sufra esa
persona.
Paula: Sobre todo evitar el sufrimiento propio, está claro. Además, yo ya como última puntualización Jota,
no sé si se nos va el tiempo, ha dicho Macarena algo que hacéis los actores que es extrapolar
sentimientos, extrapolar emociones. Aunque no hayáis estado nunca en el papel del personaje, sí que
habéis podido sentir cosas similares que proyectáis en ese momento, no? Pues al final esto, dándole
la vuelta, es un poco en lo que se basa el mecanismo de una terapia. Al final, lo que hacemos mucho
en terapia es hurgar, ahondar en aquellos otros acontecimientos que ha vivido la persona, cuáles han
sido sus estrategias de afrontamiento, sus mecanismos de defensa, con qué recursos ha contado
para poderse enfrentar a ellos y extrapolarlo a lo que ahora le puede estar pasando, a lo que ahora le
trae a consulta. Al final, en realidad yo les vengo a explicar que el ser humano es muy simple y que
distintos acontecimientos nos pueden llevar a reaccionar de formas muy similares. Y aquello que nos
pudo ayudar en su momento puede ser una ayuda para lo que está pasando ahora. Esto es algo que
hace muy cercana muchas veces la solución a los problemas que nos traen a consulta, que en un
principio, claro, la persona se los puede plantear como si fueran un mundo, pues facilita un poco la
manera de afrontarlo.
Jota: Muy bien, pues yo os quiero dar las gracias a las dos por haber estado aquí. Me parece que se han
desvelado muchos detalles importantes y fascinantes a nivel psicológico y de la película. Recordar a
todos que podéis escribir a podcast@psicologiaavanzada.es, si tenéis alguna duda, pregunta,
sugerencia, de hecho, este capítulo viene gracias a un contacto que hicisteis en el capítulo de la
agorafobia de Rocío, que nos preguntaba sobre este personaje, si podíamos hablar sobre esta
película. Así que muchas gracias a Rocío por esta sugerencia. Gracias a ti hemos pensado en hacer
esto y fíjate que la suerte que hemos tenido de tener aquí a Macarena.
Macarena: Rocío, besos a Rocío!
Jota: Así que muchas gracias y la semana que viene seguimos con un capítulo nuevo. Hasta luego.
Macarena: Adiós. Un placer.
Paula: Adiós.