Tipos de duelo y pérdida

Todo el mundo tiene una idea de cómo debe ser o sentirse el duelo. Pero, ¿sabías que hay muchos tipos diferentes de duelo? Es importante saber que cada persona vive el duelo de una manera única y que no pasa nada si tu duelo es diferente al de los que te rodean. A veces incluso puedes no ser consciente de que estás de duelo o de que has experimentado una pérdida que merece ser llorada.

El duelo es la reacción que tienes ante una pérdida en tu vida. Esta pérdida a veces se refiere a una muerte, pero también podría referirse a la pérdida de capacidades físicas o cognitivas o a la pérdida de algo que era rutinario en tu vida, como un trabajo.

Además de la expresión emocional del duelo, este también se expresa de forma física, conductual, social y cognitiva.

Tipos de duelo

A continuación describimos los distintos tipos de duelo:

Duelo anticipado

Para los cuidadores familiares, el duelo a veces comienza mucho antes de que la persona a la que cuidan fallezca. El duelo anticipado suele comenzar cuando la persona a la que estás cuidando recibe un diagnóstico importante y el estado de salud empieza a deteriorarse. Los sentimientos están relacionados con la pérdida de lo que era o de lo que pensabas que iba a ser la vida. Puede ser difícil hablar con otras personas sobre el duelo anticipado porque la persona a la que cuidas sigue viva y es posible que tengas sentimientos de culpa o confusión sobre por qué estás sintiendo este tipo de duelo.

Duelo normal

Al contrario de lo que podría sugerir este nombre, en realidad no hay pautas establecidas para definir el duelo normal en términos de plazos o gravedad del duelo. En cambio, piensa en el duelo normal como cualquier respuesta que parezca predecible (¡si es que eso tiene algún sentido!). Muchas personas definen el duelo normal como la capacidad de avanzar hacia la aceptación de la pérdida. Con esto viene una disminución gradual de la intensidad de las emociones. Las personas que experimentan un duelo normal son capaces de seguir funcionando en las actividades diarias básicas.

Duelo diferido

El duelo retardado es cuando las reacciones y emociones en respuesta a una muerte quedan pospuestas hasta un momento posterior. Este tipo de duelo podría iniciarse por otro acontecimiento importante de tu vida o incluso por algo que parece no tener relación. Las reacciones pueden ser excesivas ante la situación actual y es posible que no te des cuenta inicialmente de que el duelo diferido es la verdadera razón por la que estás tan afectado emocionalmente.

Duelo complicado

El duelo complicado hace referencia a un duelo normal que pasa a ser severo ya que se prolonga más de lo debido y perjudica directamente tu capacidad de funcionamiento. Es difícil juzgar cuándo el duelo es demasiado largo. Otros factores que contribuyen a diagnosticar un duelo complicado o prolongado son la naturaleza de la pérdida o la muerte (¿fue repentina? ¿violenta? ¿múltiple?), la relación, la personalidad, las experiencias vitales y otros aspectos sociales. Algunas señales de advertencia de que estás experimentando un duelo traumático son: comportamiento autodestructivo, sentimientos de culpa profundos y persistentes, baja autoestima, pensamientos suicidas, arrebatos violentos o cambios radicales en tu estilo de vida.

Duelo privado de derechos

El duelo privado de derechos se puede producir cuando experimentas una pérdida pero los demás no reconocen la importancia que tiene ésta en tu vida. Es posible que los demás no comprendan la importancia de la pérdida o que minimicen la importancia del mismo. El duelo sin derechos podría ocurrir cuando sufres la pérdida de un ex cónyuge, una mascota o un compañero de trabajo. Otro ejemplo de este duelo se da cuando estas cuidando a una persona y ésta experimenta una pérdida como la demencia o el declive de las capacidades físicas. La persona está físicamente presente, pero también está ausente en otros aspectos significativos.

Duelo crónico

Este tipo de duelo lo puede experimentar de muchas maneras: a través de sentimientos de desesperanza, una sensación de incredulidad de que la pérdida es real, la evitación de cualquier situación que pueda recordarte la situación, o la pérdida de significado y valor en un sistema de creencias. A veces, las personas con duelo crónico pueden experimentar pensamientos intrusivos. Si no es tratado, el duelo crónico se convierte en una depresión clínica severa, pudiendo así experimentar pensamientos suicidas o de autolesión, e incluso abuso de sustancias.

Duelo acumulativo

Este tipo de duelo ocurre cuando experimentamos múltiples pérdidas, a menudo en un corto período de tiempo. El duelo acumulativo es estresante porque no tienes tiempo de hacer el duelo de una pérdida antes de experimentar la siguiente.

Duelo enmascarado

El duelo enmascarado se presenta en forma de síntomas físicos u otros comportamientos negativos fuera de lo normal. Si estás sufriendo de este duelo eres  incapaz de reconocer que estos síntomas o comportamientos están relacionados con una pérdida.

Duelo distorsionado

Desgraciadamente, el duelo distorsionado se presenta con sentimientos extremos de culpa o ira, cambios notables de comportamiento, hostilidad hacia una persona en particular, además de otros comportamientos autodestructivos.

Duelo exagerado

El duelo exagerado se siente a través de la intensificación de las respuestas normales al duelo. Esta intensificación tiene tendencia a empeorar a medida que pasa el tiempo. Da lugar a comportamientos autodestructivos, pensamientos suicidas, abuso de drogas, miedos anormales, pesadillas e incluso la aparición de trastornos psiquiátricos subyacentes.

Duelo inhibido

Este tipo de duelo se manifiesta cuando no muestras externamente ningún signo típico de duelo. A menudo esto ocurre conscientemente para mantener el duelo en privado. Los problemas que suelen surgir debido a este duelo, son manifestados a través de complicaciones físicas.

Pérdidas secundarias en el duelo

La pérdida secundaria aparece después de la pérdida primaria y puede afectar a múltiples áreas de tu vida. Este tipo de duelo es la respuesta emocional a las pérdidas posteriores que tienen lugar como consecuencia de una muerte (la pérdida primaria).

Duelo colectivo

El duelo colectivo es un sentimiento de grupo. Por ejemplo, puede ser experimentado por una comunidad, ciudad o país como resultado de un desastre natural, la muerte de una figura pública o un ataque terrorista.

Duelo abreviado

El duelo abreviado es una respuesta efímera a una pérdida. Esto sucede debido a que alguien o algo llenan inmediatamente el vacío, a la ausencia que se siente, o a la experiencia de un duelo anticipado.

Duelo ausente

El duelo ausente es cuando no hay reconocimiento de la pérdida y no hay signos de dolor. Esto se debe a la conmoción total o a la negación de la muerte. Puede ser preocupante si alguien experimenta un duelo ausente durante un periodo de tiempo prolongado.

Es importante tener en cuenta que, en algunos casos, el hecho de que no se vean los signos de duelo no significa necesariamente que tú o algún conocido no esté de duelo.

Habla con un profesional si necesitas ayuda para afrontar una pérdida.

Terapia Online ¿Cómo seguir adelante?

Cuando hablamos del duelo, hablamos de un proceso totalmente natural, por el que habremos de pasar en varios momentos de nuestra vida. Aunque la causa principal de un duelo, sea la pérdida por fallecimiento, también existen otras causas igual de importantes.

Pueden ser pérdidas producidas por una separación. También podría tratarse de pérdidas materiales, como la de un trabajo…

Al  final, cada una de estas pérdidas, de una manera u otra, lleva a la elaboración similar de El Duelo, el cual es un proceso al que todos nos vemos de alguna forma sometidos a lo largo de la vida.

En Psicología online Avanzada, trabajamos cada uno de estos proceso de duelo desde una perspectiva principalmente, Cognitivo-Conductual.

Gracias a la psicoterapia online, ahora más que nunca, estamos totalmente dispuestos a ayudarte.

Te esperamos.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.