Los planes de comidas en la recuperación de los trastornos alimentarios

¿Cuándo, por qué y cómo utilizar utilizar estos planes de comida?

Las personas con trastornos alimentarios suelen emplear un plan de comidas elaborado con la ayuda de un dietista. Este plan proporciona una estructura y ayuda a la persona a consumir el tipo y la cantidad de alimentos que el cuerpo necesita. Divididos en comidas y tentempiés programados de forma coherente.

El nivel de estructuración de un plan de comidas varía desde un plan muy detallado basado en el intercambio de alimentos hasta un plan más general basado en la alimentación intuitiva. Ningún estilo de plan de comidas es necesariamente mejor que otro; lo importante es que proporcione el nivel adecuado de apoyo. A medida que la capacidad de la persona para gestionar la ingesta de alimentos cambia, el plan de alimentación también se ajusta. Veamos algunos de los diferentes estilos de planes de alimentación con un poco más de detalle.

Planes de comidas

Plan de comida basado en el intercambio

En este estilo de planificación de las comidas. La persona trabaja con el dietista para crear un «patrón de comidas», que describe el horario, el tipo y la cantidad de cada categoría de alimentos a lo largo del día.

El plan de comidas es organizado mediante un sistema de listas de intercambio. Estas listas contienen alimentos agrupados porque son nutricionalmente similares. Las siete listas de intercambio incluyen cereales, proteínas, frutas, verduras, calcio, grasas y postres. La octava categoría se denomina «otros» y es utilizada generalmente para los complementos del plan de alimentación.

Como ejemplo de este plan de alimentación. Una persona podría cumplir con una porción de grano tomando una rebanada de pan, ½ taza de pasta o ¼ de taza de lentejas. Los tres son equivalentes desde el punto de vista nutricional y se pueden «cambiar» uno por otro.

Cuando una persona es nueva en este tipo de sistema, es posible que tome un tiempo el aprender y lograr la comodidad. Pero ha probado ser invaluable para ayudar a re-regular el proceso alimenticio y apoyar la restauración y estabilización del peso.

Trabajar en estrecha colaboración con un dietista experimentado en trastornos alimentarios es esencial para desarrollar y ayudar a poner en marcha un plan de alimentación individualizado. Si bien este estilo de plan alimentario es muy eficaz, a veces hay razones por las que un dietista optara por no utilizarlo. A menudo, las personas con un historial de dietas de adelgazamiento. Podrían encontrar que un plan de este tipo se parece demasiado a las dietas restrictivas que siguieron en el pasado, haciendo que su uso sea contraproducente.

Planes de comidas con platos principales

Otro enfoque, el plan de comidas con entradas. Tiene características del plan de comidas basado en el intercambio, pero con categorías más generales de alimentos y tamaños de porciones menos exactos.

En este estilo de plan de comidas, el énfasis recae en el consumo de comidas y tentempiés espaciados con regularidad. Sin embargo, en lugar de desglosar las comidas en función de los distintos intercambios, sólo hay dos categorías: platos principales y guarniciones.

La ventaja de este enfoque es que simplifica la elección de alimentos y utiliza el lenguaje cotidiano que solemos escuchar cuando pensamos en las comidas. Los tentempiés son similares; las listas de opciones de tentempiés incluyen los que se consumen habitualmente, pero en diferentes cantidades y combinaciones para proporcionar el nivel nutricional necesario. Este carece del nivel de precisión que muchos individuos necesitan cuando el trastorno alimentario está más controlado, por lo que suele ser un método de descenso para los clientes adultos una vez que el plan de comidas basado en el intercambio ya no sea necesario.

Alimentación intuitiva

La alimentación intuitiva está centrada menos en la creación de un marco externo para tomar decisiones sobre la alimentación. Más en la reconexión con las señales físicas de hambre y saciedad del cuerpo para guiar el momento y la cantidad de alimentos elegidos.

Entrar en contacto con las señales internas de hambre y saciedad se combina con el desarrollo. La recuperación de un sentido, con lo que el cuerpo de la persona sabe que necesita para equilibrar la ingesta diaria.

A veces se prefiere el término «alimentación sintonizada», ya que incorpora la idea de que es probable que estemos influenciados por una serie de factores que nos impiden ser comedores verdaderamente intuitivos. En su lugar, podemos estar «en sintonía» con las necesidades de nuestro cuerpo. Pero también ser conscientes de que los alimentos y las elecciones alimentarias van a estar influenciados por lo que ocurre en nuestro mundo.

Por muy atractiva que pueda parecer la alimentación intuitiva. Hay que trabajar bastante para poder seguir las señales del cuerpo para tomar decisiones sobre la comida y la alimentación. Las personas activas en sus trastornos alimentarios a menudo encuentran que las señales físicas de hambre y saciedad no están disponibles para ellos o que estas señales han sido secuestradas por pensamientos, juicios o asociaciones desordenadas.

Los trastornos alimentarios son maestros en el uso de enfoques como la alimentación intuitiva para justificar la sobre infraalimentación o para evitar ciertos alimentos por «preferencia», cuando en realidad sólo sirve como una forma de legitimar las conductas alimentarias desordenadas.

Las personas que se enfrentan a un trastorno alimentario. Que tienen antecedentes del mismo, deben trabajar estrechamente con un especialista en trastornos alimentarios para explorar cómo hacer la transición a este estilo sin volver a caer inadvertidamente en patrones desordenados.

Otros enfoques del plan de comidas

Además de los estilos de planes alimentarios mencionados anteriormente. Existen numerosas variaciones de otros planes diseñados para cumplir con objetivos específicos o para actuar como bloques de construcción hacia planes más estructurados.

Un ejemplo se conoce generalmente como el plan de comidas «3 por 3» o «regla de los tres». En este enfoque, la persona estará centrada en la creación de patrones de alimentación en los que realiza tres comidas al día. Cada una de las cuales incluye algo de tres grupos de alimentos o categorías de macronutrientes diferentes.

También es posible que el plan de comidas incluya recomendaciones sobre la ingesta de líquidos. Las necesidades de cada persona se tienen en cuenta a la hora de determinar qué plan de alimentación es el adecuado para ella en este momento.   

Independientemente del plan de comidas que sigas para estructurar y dar lógica a tus elecciones alimentarias. Considera la posibilidad de tomarte un minuto para comprobar si realmente satisface tus necesidades nutricionales y de satisfacción alimentaria de tu cuerpo. Hablar con tu equipo de tratamiento sobre los enfoques anteriores también podría ser útil. Independientemente del enfoque que adoptes, el objetivo es apoyarte para que recuperes tu capacidad de alimentarte de un modo que aporte alegría, satisfacción y un bienestar óptimo a tu vida.

Terapia Online ¿La recuperación es posible? 

Los trastornos alimentarios no tienen porqué ser permanentes. Con el tratamiento adecuado, la recuperación es posible. En Psicología Online Avanzada sabemos que a la mayoría de estos trastornos alimentarios les subyace una obsesión, para ello será necesario hacer ejercicios de parada, cambio y confrontación del pensamiento.

Además, nosotros aplicamos la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada. Mediante la terapia online, buscamos derribar todo tipo de barreras, para que tú, nos dejes ayudarte. De este modo estarás un paso más cerca de cumplir tus objetivos.

Si tú o un ser querido están luchando contra este trastorno alimentario, ponte en contacto con nuestro programa.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.