Lo que aprendimos sobre la terapia online durante COVID-19

La pandemia nos ha enseñado que la terapia virtual es eficaz y accesible

Con el inicio de la COVID-19 hace más de un año, las empresas de todo el mundo tuvieron que hacer la transición a un paisaje digital, incluidos los terapeutas. La terapia online, la práctica de la terapia a través de textos, llamadas telefónicas de audio, videoconferencias y correos electrónicos, se convirtieron en la nueva norma.

Aunque la teleterapia ya existía antes de la pandemia de 2019, con aplicaciones como Talkspace y BetterHelp que ofrecían servicios de salud mental en línea, durante la pandemia esta práctica experimentó un gran auge porque los terapeutas y los clientes no tenían otra opción.

La naturaleza colectiva de esta crisis nos ha enseñado a todos la importancia de mantener nuestra salud mental del mismo modo que lo haríamos con nuestra salud física.

Ahora y en un mundo post-pandémico, este aumento de las opciones terapéuticas sólo puede ser beneficioso para un mundo en el que la concienciación sobre la salud mental nunca ha sido mayor.

La terapia funciona, en persona y en línea

Un estudio realizado por la Asociación Americana de Psicología (APA) en mayo de 2020 pone de manifiesto este cambio. La APA encuestó a sus miembros y descubrió que el 64% de ellos no atendía ningún caso a través de la telesalud antes de la pandemia. Tras el inicio de la pandemia a principios de 2020, el 85% de los miembros declararon que veían más del 75% de sus casos a través de la teleterapia.

El aumento de la terapia online surgió de la necesidad. Los clínicos preocupados por la experiencia de los clientes y la eficacia de la teleterapia se vieron obligados a adaptarse a ella en medio de una pandemia mundial, una época en la que personas de todo el mundo luchaban contra la salud mental mientras se adaptaban a tiempos sin precedentes.

¿Qué es mejor psicólogo online o presencial?

Aunque está claro que la terapia en línea es diferente a la terapia en persona, ya que carece de la intimidad de estar presente en una habitación con otro ser humano y dificulta el acceso a ciertas señales no verbales, los estudios han descubierto que la teleterapia y la terapia en persona son igual de eficaces.

Un estudio metaanalítico de intervenciones clínicas realizadas a través de la teleterapia y en persona muestra que las intervenciones a través de ambos medios producen resultados terapéuticos similares.

Hacer del autocuidado una prioridad

¿Qué nos ha enseñado COVID-19 sobre la atención a la salud mental?

Fundamentalmente, aprendimos que el tratamiento puede ser duradero y eficaz independientemente del método de administración.

También nos muestra que la terapia en línea, por la naturaleza de la tecnología, puede ser más accesible para los pacientes. En un momento en que es mayor la cantidad de personas que se enfrentan a problemas de salud mental y reconocen una mayor necesidad de autocuidado, esta accesibilidad podría tener un impacto mucho después de que la pandemia haya terminado.

En lugar de ir en coche a la consulta de un terapeuta, la tecnología permite que cualquiera se incorpore a una sesión con sólo pulsar un botón en cuestión de segundos. Una sesión de 50 minutos es sólo 50 minutos, en lugar de 50 minutos más el tiempo dedicado a los desplazamientos y la reorganización de la agenda.

Igualar el acceso a la terapia

La teleterapia no sólo ahorra tiempo, sino que hace posible a vosotros el acceso a la terapia desde lugares que pueden ser más convenientes.

Durante los cierres en medio de la pandemia, habéis sido capaces de empezar o continuar la terapia sin tener que salir de casa. Hay muchos que estáis dedicados a hacer las sesiones en las pausas para comer en el trabajo, en coches aparcados.

Si una hora de almuerzo es el único tiempo que tenéis para la terapia, la terapia online lo hace posible.

La terapia online también aumenta el número de terapeutas a los que tenéis acceso, lo que puede ser útil para aquellos que vivís en zonas rurales, los que no tenéis terapeutas especializados en vuestra zona y los que buscáis un terapeuta que se ajuste a un grupo demográfico concreto.

Ampliar la búsqueda de un terapeuta utilizando la teleterapia también es beneficioso para aquellos que habéis encontrado terapeutas que tienen listas de espera en vuestros alrededores. Quienes deseéis comenzar la terapia de una forma inmediata podréis encontrar un terapeuta con vacantes directas si podéis lanzar una red más amplia.

Cómo hacer frente a las complicaciones digitales

Aunque la teleterapia puede ser más accesible, también presenta dificultades para aquellos que no tenéis acceso a ordenadores, teléfonos inteligentes o teléfonos fijos, o que no domináis la tecnología.

La privacidad también puede ser un problema, ya que las órdenes de permanencia en el hogar han hecho que muchos trabajéis en casa durante la pandemia.

Encontrar un espacio para hablar de temas personales, que pueden pertenecer a las personas que viven en el hogar, puede ser complicado. Aquí es donde resulta útil una sesión de terapia en un coche aparcado o incluso en un baño.

Independientemente de cómo accedas a la atención de la salud mental, es importante seguir dedicándole tiempo a medida que la vida cambia, incluso cuando las cosas vuelvan a la normalidad. Tanto si estás vacunado como si no, las rutinas serán diferentes a medida que las personas empiecen a volver a las oficinas, a llevar a los niños al colegio, a viajar, a pasar tiempo con amigos y familiares que no han visto en un tiempo.

Si necesitas mover tu cita de terapia en curso para adaptarte a otra nueva norma, habla con tu terapeuta al respecto. Defiende tus intereses. Aunque la pandemia acabará algún día, el cuidado de tu salud mental merece ser una prioridad constante.

Terapia Online – Camino a la recuperación

En Psicología online Avanzada, trabajamos mediante métodos con una validez científica, acompañándolos de una gran cercanía, comprensión de tu problema y con profesionales certificados.

Mediante la terapia online, buscamos derribar todo tipo de barreras, aplicando la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada.

Para tratarte los problemas de ansiedad, recurriremos principalmente a dos tipos de técnicas que nos permitirán abordar todo tipo de síntomas:

  • Técnicas de control del pensamiento: para trabajar la correcta interpretación de amenazas que no existen realmente. También para el control de los pensamientos que pueden incluso, potenciar los síntomas de ansiedad.
  • Técnicas de relajación: para el control de los síntomas de tú ansiedad.

Nuestra capacidad de adaptación a los pacientes como tú, es lo que nos está permitiendo ser los números uno en tratamientos de este tipo. Permite que te ayudemos para que así logres dar un paso más en el cumplimiento de tus objetivos.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.