La depresión en los adultos mayores: Esto es lo que hay que saber

¿Por qué envejecer es tan difícil para muchos de nosotros? ¿Es cierto que la depresión es más frecuente entre las personas mayores?

Este artículo ofrece una visión sobre estas interrogantes y te brinda consejos para prevenir la depresión en la tercera edad.

¿Es la depresión una parte natural del envejecimiento?

Aunque envejecer no siempre es fácil, muchos son capaces de afrontarlo sin problemas. Sin embargo, otros luchan contra la depresión, y cualquier síntoma depresivo debe ser abordado. La depresión puede aparecer a cualquier edad, pero las personas mayores corren un mayor riesgo.

Debido al cambio demográfico global y al creciente envejecimiento de la población, el número de adultos mayores con depresión está aumentando, lo cual supone un tema cada vez más importante para el sector sanitario.

Según la Fundación de Salud Mental Geriátrica, alrededor del 15-20% de la población de 65 años o más en Estados Unidos sufre depresión. Esta cifra alarmantemente alta podría tener graves consecuencias para la persona que lo sufre y el entorno que lo rodea.

¿Por qué las personas mayores son más vulnerables a la depresión?

Los sentimientos de depresión pueden tener muchas causas diferentes. Curiosamente, junto a la calidad del sueño y la salud general, las percepciones sobre el envejecimiento desempeñan un papel importante en la depresión. Las actitudes sobre el envejecimiento pueden informar sobre las expectativas y los resultados de envejecer, arraigados principalmente en la sociedad.

Cuando tenemos una actitud más positiva hacia el envejecimiento, es probable que conservemos una mejor salud mental y nos enfrentemos a menos síntomas depresivos.

Además, las personas mayores quizás tengan dificultades para dormir bien, una necesidad fundamental. Todos sabemos que es muy difícil pasar en óptimas condiciones el día después de una noche de insomnio. Por lo tanto, no es sorprendente que muchos estudios hayan encontrado una conexión entre el insomnio, la reducción de la calidad de vida y la depresión.

Asimismo, el envejecimiento por lo general está unido a un menor contacto social y a una disminución de los vínculos en la vida cotidiana.

Cuando nos jubilamos, es posible que decidamos trasladar nuestra casa y tal vez cambiar de barrio. Esto supone la pérdida de amigos íntimos, compañeros de trabajo o vecinos de toda la vida. La muerte de un cónyuge, de amigos y de otros miembros de la familia también contribuye a generar sentimientos de soledad y tristeza. Además, la edad implica profundos cambios en la vida.

El abandono de la vida profesional es uno de los principales, ya que muchos encuentran un sentido de propósito y compromiso social a través del trabajo. Los cambios físicos y las enfermedades que vienen con la edad pueden además restringir lo que somos capaces de hacer, lo que, a su vez, repercute negativamente en nuestro estado de ánimo.

Estas circunstancias hacen más probable la depresión. Y la aparición gradual de los síntomas depresivos hace que sea difícil notar las diferencias entre el simple hecho de estar triste y un verdadero episodio depresivo.

La claridad es la clave

¿Puedes distinguir las diferencias entre la depresión y la demencia?

Resulta muy útil saber diferenciar entre sentirte triste o estar realmente deprimido, o incluso entre enfermedades como la demencia, especialmente si alguien de tu entorno cercano está sufriendo una depresión en la tercera edad. Esto es difícil a veces, ya que los síntomas están estrechamente relacionados, y es posible que la depresión coexista con la demencia.

No hay que confundir la demencia con la «pseudodemencia», una afección que es capaz de aparecer a cualquier edad y que forma parte de un diagnóstico más amplio de depresión. Se trata de una condición que afecta a la concentración y a la memoria pero que retrocede con el episodio depresivo, no es una verdadera demencia. Las siguientes listas deberían facilitarle la comprensión de las diferencias entre ambas.

Síntomas de la depresión

  • Sentirte culpable, sin valor, sin esperanza o lleno de arrepentimiento.
  • Creer que la vida no tiene sentido y que no vale la pena vivirla, pensamientos suicidas.
  • Estar infeliz la mayor parte del tiempo.
  • Dificultades de concentración, aunque no haya grandes alteraciones cognitivas.
  • Problemas de confusión y memoria.
  • Cansancio o disminución de energía en la mayor parte de los días.

Síntomas de demencia

  • Dificultad para realizar tareas familiares, deterioro cognitivo.
  • Pérdida de memoria a corto plazo, afectando las actividades cotidianas.
  • Confusión sobre el tiempo y el lugar.
  • Alteraciones del lenguaje y de las habilidades motoras.
  • Por lo general, no eres consciente de la pérdida de memoria.

Entonces, ¿hay algo que puedas hacer para mantenerte sano?

Sentirte deprimido repercute en nuestro bienestar general, y provoca discapacidad, mayor mortalidad o incluso el suicidio. Por lo tanto, tratar de prevenir la depresión en la tercera edad es un aspecto importante del envejecimiento saludable.

He aquí algunos consejos para ayudar a prevenir la depresión en la tercera edad:

     Participar en actividades de grupo en la comunidad: Participar en actividades tiene muchos beneficios cuando envejecemos. No sólo es una oportunidad para fortalecer la red social, sino que también da estructura a nuestra vida diaria y evita que sintamos una pérdida de interés o placer en las actividades, todos los cuales son signos comunes de depresión.

    Ejercicio diario: Esta demostrado que el ejercicio aeróbico -como nadar, montar en bicicleta o correr- no sólo previene la depresión en los adultos mayores, sino que conserva el cerebro en forma. Mantener el cuerpo activo también anima la mente y ayuda a reducir el estrés o las cadenas de pensamientos negativos de la rumiación.

    Nutrición saludable: La dieta desempeña un papel esencial en la salud física y emocional. Múltiples estudios demuestran que determinados alimentos (por ejemplo, frutas, verduras, dieta mediterránea) podrían prevenir la depresión. Por lo tanto, ¡hay que ser responsable con lo que comemos para mantenernos sanos!

    Ser consciente de la medicación: Cuando nos hacemos mayores, solemos lidiar con más deficiencias físicas y problemas de salud, lo que nos llevara a tomar mucha medicación. Sin embargo, si tendemos a sentirnos deprimidos con facilidad, esto podría ser desencadenado por la medicación que estamos tomando y siempre hay que tomar en cuenta el momento en que son experimentados los primeros síntomas de depresión.

¿Cómo se puede identificar la depresión en los ancianos?

Sólo el 10% de las personas mayores con depresión reciben un tratamiento adecuado. Evidentemente, muchos sufren actualmente durante más tiempo del necesario. Las personas mayores y los familiares o cuidadores podrían confundir los síntomas de depresión con otras enfermedades o desestimarlos como parte ordinaria del proceso de envejecimiento.

Conocer la depresión y saber que procede ayuda a los afectados a actuar más rápidamente para buscar soluciones adecuadas y mejorar la situación actual.

Terapia online – ¿Necesito ayuda?

En Psicología online Avanzada, trabajamos mediante métodos con una validez científica, acompañándolos de una gran cercanía, comprensión de tu problema y con profesionales certificados y llevamos a cabo tratamientos psicoterapéuticos que permiten abarcar todo tipo de síntomas.

Es importante tener en cuenta que podemos sentir síntomas similares a los de una Depresión sin llegar a ser diagnosticados de ella. En cualquier caso, es un motivo suficientemente importante como para pedir ayuda y empezar una terapia.

Incluso, es posible que la terapia en estos casos, se planteara como una medida preventiva que impidiese que tales síntomas fueran a más. Además, nosotros aplicaríamos la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada.

Por eso, si te encuentras triste, apagado, sin la capacidad de disfrutar de las cosas, sin ganas de hacer nada, con ganas de aislarte, incluso con problemas de apetito o sueño, no dejes de pedir ayuda.

Desde Psicología online avanzada, estaremos encantados de ayudarte.


Miriam es psicóloga sanitaria con una orientación cognitivo-conductual en la que basa sus terapias.

Puedes ver su perfil de LinkedIn en el siguiente enlace.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.