La ansiedad y su relación con el trastorno bipolar

Los ataques de ansiedad son bastante comunes en las personas que padecen trastorno bipolar.

De hecho, los investigadores han descubierto que más de la mitad de quienes padecen un trastorno bipolar tienen también un trastorno de ansiedad comórbido.

Ataques de ansiedad

No existe una definición psiquiátrica formal de «ataques de ansiedad».

Cuando se utiliza el término, lo más frecuente es que las personas se refieran a un ataque de pánico, que sí tiene una definición.

En un ataque de pánico, la persona siente un miedo repentino e intenso, incluso hasta el punto de estar aterrorizada, sin la presencia de un peligro real.

¿Qué se siente cuando te da un ataque de ansiedad?

Entre los síntomas se encuentran las palpitaciones, el dolor en el pecho, la sudoración, el mareo, las náuseas, la dificultad para respirar o la sensación de ahogo, los temblores y la sensación de alejamiento de la realidad.

Muchas personas que experimentan por primera vez un ataque de ansiedad de este tipo creen que están sufriendo un ataque al corazón.

Varios estudios sugieren que los ataques de pánico en pacientes con trastorno bipolar son bastante comunes.

A continuación se presenta un resumen de los trastornos de ansiedad que pueden coexistir con el trastorno bipolar. Como resultado, pueden hacer que los pacientes con trastorno bipolar sufran una variedad de síntomas de ansiedad, incluidos los ataques de pánico.

Trastorno de pánico

En el trastorno de pánico, la persona sufre ataques de pánico repentinos y frecuentes.

Los investigadores han descubierto que alrededor del 16% de las personas con trastorno bipolar también padecen trastorno de pánico.

Si estás experimentando lo que se llama ataques de ansiedad, debes prestarles atención y hablar con tu especialista en salud mental.

La agorafobia es un tipo de miedo intenso que puede aparecer en personas que padecen un trastorno de pánico. También es posible que se produzca sin que existan síntomas de pánico. Las personas con agorafobia tienen miedo de estar en cualquier lugar que pueda causar o ser difícil de escapar de los ataques de ansiedad.

La agorafobia es tan grave que la persona que la padece se niega a salir de casa.

El trastorno de ansiedad generalizada

Es un trastorno caracterizado por una preocupación excesiva y síntomas físicos de ansiedad que han estado presentes durante al menos seis meses. La preocupación excesiva suele estar relacionada con situaciones cotidianas.

El paciente tiene una gran dificultad para controlar la ansiedad, y ésta le causa una gran angustia o problemas en la vida cotidiana.

Para que se diagnostique el TAG, deben estar presentes al menos tres de estos síntomas adicionales de ansiedad: inquietud, tensión muscular, fatiga, trastornos del sueño, problemas de concentración e irritabilidad.

Las personas que padecen este trastorno también podrían experimentar ataques de ansiedad. Se ha informado ampliamente que este acompaña al trastorno bipolar. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones en este ámbito.

Trastorno de estrés postraumático

El TEPT es un trastorno que se desarrolla después de un acontecimiento traumático como una violación, una agresión, una catástrofe (natural o de otro tipo), un accidente o un combate militar.

El trastorno de estrés postraumático presenta muchos síntomas. Los más comunes son los recuerdos del suceso, las pesadillas recurrentes, la dificultad para recordar todo o parte del suceso, los trastornos del sueño, los arrebatos de ira y las reacciones negativas a los recuerdos del suceso.

Los síntomas deben estar presentes durante más de un mes para que se diagnostique el TEPT.

Más de un estudio ha descubierto que las personas con trastorno bipolar suelen informar de que han sufrido abusos en la infancia (físicos o sexuales).

En un estudio de este tipo realizado con 330 veteranos con trastorno bipolar, la mayoría de ellos hombres, casi la mitad de los hombres habían sufrido cierto tipo de abuso en su infancia. Por lo tanto, no es sorprendente que el TEPT y el trastorno bipolar se diagnostiquen a menudo juntos.

Ataques de ansiedad por medicamentos

Hay medicamentos psiquiátricos que pueden provocar síntomas de ansiedad como efecto secundario.  Siempre que empieces a tomar un nuevo medicamento, revisa la información que lo acompaña para que reconozcas un efecto secundario si se produce.

Si experimentas síntomas de ansiedad después de empezar un nuevo tratamiento, consulta a tu médico lo antes posible.

Terapia Online – Camino a la recuperación

En Psicología online Avanzada, trabajamos mediante métodos con una validez científica, acompañándolos de una gran cercanía, comprensión de tu problema y con profesionales certificados.

Mediante la terapia online, buscamos derribar todo tipo de barreras, aplicando la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada

Para tratarte los problemas de ansiedad, recurriremos principalmente a dos tipos de técnicas que nos permitirán abordar todo tipo de síntomas:

  • Técnicas de control del pensamiento: para trabajar la correcta interpretación de amenazas que no existen realmente. También para el control de los pensamientos que pueden incluso, potenciar los síntomas de ansiedad.
  • Técnicas de relajación: para el control de los síntomas de tú ansiedad.

Nuestra capacidad de adaptación a los pacientes como tú, es lo que nos está permitiendo ser los números uno en tratamientos de este tipo. Permite que te ayudemos para que así logres dar un paso más en el cumplimiento de tus objetivos.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.