El estrés social y la tensión laboral aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca en las mujeres

Puntos claves

    Un estudio a largo plazo realizado en más de 80.000 mujeres descubrió que la combinación de estrés laboral y relacional puede aumentar el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca en un 21%.

    Investigaciones anteriores demuestran que el estrés prolongado puede dañar los vasos sanguíneos y provocar inflamación, lo que puede perjudicar la salud.

    Practicar la atención plena, dedicar tiempo al autocuidado y conectar con los seres queridos es una forma de reducir los niveles de estrés.

Una nueva investigación muestra que lidiar con el estrés del trabajo y de la vida social puede hacer algo más que provocar un dolor de cabeza: también aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

En un estudio publicado recientemente en la revista Journal of the American Heart Association, los investigadores analizaron los datos de más de 80.000 mujeres recopilados durante un total de 22 años.

Descubrieron que las mujeres que recibían un doble golpe de tensión social y laboral tenían un 21% más de probabilidades de padecer una cardiopatía coronaria. Un dato importante, esta es la principal causa de muerte en Estados Unidos.

He aquí los últimos hallazgos sobre el estrés y las enfermedades cardíacas, y lo que podrían significar para la salud cardíaca en general mientras nos recuperamos de las tensiones de la pandemia.

El estrés aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas

Para el estudio, los investigadores utilizaron los datos de 80.825 participantes en el Women’s Health Initiative Observational Study. Un estudio a largo plazo realizado en todo el país sobre un grupo representativo de mujeres posmenopáusicas en Estados Unidos.

La edad de las participantes oscilaba entre los 50 y los 79 años y tenían una media de 63 años al inicio del estudio. El estudio duró desde 1991 hasta 2015 e incluyó múltiples seguimientos de las participantes.

Los investigadores analizaron tres fuentes de estrés psicosocial, que ocurre cuando la persona se esfuerza por hacer frente a entornos difíciles.

Para conocer el estrés psicosocial derivado del trabajo utilizaron detalles de la Red de Información Ocupacional para calcular la demanda de trabajo y el control del trabajo al que se enfrentaban los participantes en sus puestos remunerados más recientes.

Los trabajos que dan poco control a las personas y que son muy exigentes suelen ser considerados más estresantes.

El estudio

Los investigadores evaluaron la tensión psicosocial de los participantes por los acontecimientos vitales estresantes mediante un cuestionario. En él se preguntaba sobre la experiencia que habían tenido con 11 acontecimientos vitales importantes, como:

  • La muerte de un cónyuge.
  • Problemas financieros importantes, divorcio.
  • Pérdida de empleo y maltrato físico y verbal, durante el año anterior.
  • En qué medida esas situaciones les causaban angustia.

Los participantes también respondieron a preguntas sobre las relaciones sociales. Como el número de personas que les irritaban, les pedían demasiado o les excluían de los eventos, para que los investigadores pudieran puntuar su nivel de tensión social.

Por último, los investigadores hicieron un seguimiento del número de participantes que habían padecido una enfermedad coronaria utilizando información autodeclarada. Fue verificada con los registros médicos y los certificados de defunción.

Un total de 3.841 participantes, o casi el 5% del grupo, desarrollaron una enfermedad coronaria en algún momento del estudio.

Los resultados

  • Los resultados mostraron que los niveles elevados de tensión laboral y social aumentaban conjuntamente el riesgo de enfermedad coronaria de los participantes en un 21%.
  • Los acontecimientos vitales estresantes por sí solos aumentaban el riesgo en un 12%.
  • La tensión social por separado provocaba un aumento del 9% en la probabilidad de sufrir una cardiopatía coronaria.

“Siempre nos preocupa el modo en que las tensiones de nuestra vida afectan a nuestro corazón. Este estudio corrobora esa preocupación”.

– Dra. Laxmi Mehta

Comenta la doctora Laxmi Mehta, cardióloga y directora de Cardiología Preventiva y Salud Cardiovascular de la Mujer en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

Añade que, aunque los hombres no participaron en este estudio, es probable que ellos también experimenten un mayor riesgo de enfermedad coronaria a causa del estrés.

Creo que los hombres están en el mismo barco. Pero no sabemos los porcentajes. No podemos decir que los hombres estén bien y que no sufran el estrés de la vida o la tensión del trabajo”, dice la Dra. Mehta.

El informe avanza en investigaciones anteriores al averiguar qué tipos de estrés psicosocial provocan el mayor aumento del riesgo de enfermedad coronaria de una persona.

“Este estudio es único en el sentido de que trata de evaluar los efectos de tres importantes factores de estrés psicosocial en la vida de una mujer, como la tensión laboral, los acontecimientos vitales estresantes y la tensión social”, dice la doctora Rashmi Parmar, psiquiatra de Psiquiatría Comunitaria. 

Entender los efectos del estrés

Según los autores del estudio, la relación entre el estrés y las enfermedades cardíacas ya se había establecido antes de la conclusión de esta investigación.

“Fisiológicamente, cuando nuestro cuerpo percibe el estrés, se libera la hormona del estrés, el cortisol, que, a su vez, aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial en preparación para la defensa de nuestro cuerpo contra una amenaza”, explica Desreen N. Dudley, PsyD, psicóloga clínica licenciada en Teladoc.

Esto puede dañar el endotelio. Una membrana que se encuentra en el interior de los vasos sanguíneos y del corazón. Lo que potencialmente conduce a la acumulación de placa que causa la enfermedad coronaria.

Según los expertos, el estrés también puede tener un impacto indirecto en la salud de nuestro corazón, ya que a menudo nos aleja de los comportamientos saludables.

“El estrés podría provocar la interrupción de la rutina normal, la falta de sueño, la reducción del ejercicio y una dieta inadecuada o desequilibrada, lo que contribuye al deterioro de la salud”.

– Dra. Rashmi Parmar

Añade que: “Las personas podéis hacer frente al estrés con hábitos poco saludables, como beber alcohol en exceso o fumar cigarrillos, lo que causa tensión en el corazón”.

“Este es un problema aún mayor ahora en la época del COVID. Hay mucha tensión laboral y social, sobre todo en los trabajadores sanitarios y de primera línea que se enfrentan a grandes exigencias y tienen poco control de la carga de trabajo”, dice la Dra. Mehta.

“¿Quién sabe cómo serán las cosas dentro de cinco o diez años, teniendo en cuenta todo el estrés que estamos sufriendo?”.

Consejos para reducir el estrés en tu vida

Desde las discusiones con los seres queridos hasta los plazos ajustados en el trabajo, el estrés suele ser una parte inevitable de la vida. Sin embargo, hay formas de controlarlo y reducir sus efectos en la salud física y mental.

El primer paso es reconocer cuándo te sientes estresado y cómo te afecta. Presta atención a los síntomas físicos, como el aumento del ritmo cardíaco, la tensión muscular y la sudoración, junto con los cambios emocionales, como la tristeza, la irritabilidad, la ira o la sensación de agobio, dice el Dr. Dudley.

“La meditación y la atención plena son formas clave de ayudarte a no centrarte excesivamente en las fuentes de estrés, sino a calmarte y tranquilizarte”.

– Desreen N. Dudley, PsyD

¿Cómo se combate el estrés?

Cuando experimentes signos de estrés, toma medidas para combatirlo inmediatamente y a lo largo de tu vida. He aquí algunas formas de reducir el estrés, según los expertos:

Haz del autocuidado una prioridad. “Este es un paso importante para reducir el estrés en general. Asegúrate de que comes a tiempo, duermes adecuadamente, haces suficiente ejercicio y tienes tiempo libre durante el día”, dice el Dr. Parmar.

Duerme lo suficiente (normalmente entre siete y ocho horas). “Al igual que enseñamos a nuestros hijos, sigue una rutina regular a la hora de acostarte para dormir lo suficiente y con calidad. Un buen descanso rejuvenece el cuerpo y la mente”, dice el Dr. Dudley.

Aprovecha tu red de apoyo. “Mantente conectado con la familia, los amigos y los compañeros de trabajo que te apoyan y son significativos en tu vida”, dice el Dr. Parmar.

Practica la atención plena y la meditación. “Hay muchas rutinas fáciles de aprender para las prácticas de meditación y atención plena, como la visualización guiada, la respiración profunda y la relajación muscular progresiva, que son accesibles en línea. La meditación y la atención plena son formas clave de ayudar a no centrarse excesivamente en las fuentes de estrés, sino a calmarse y tranquilizarse”, dice el Dr. Dudley.

Dedica tiempo a actividades agradables y relajantes. “Realiza de vez en cuando actividades que te mimen o te tranquilicen, como darte un masaje, sumergirte en un baño caliente, ponerte al día con un amigo o dedicarte a un pasatiempo agradable”, dice el Dr. Parmar.

Si estas técnicas no funcionan. Considera la posibilidad de buscar el apoyo de un profesional de la salud mental.

Te ayudaremos a aprender otros mecanismos de afrontamiento saludables que no sólo beneficiarán tu bienestar emocional, sino que también añaden  una capa de protección para tu salud cardíaca.

Lo que esto significa para ti

Esta nueva investigación muestra que la combinación de estrés laboral y tensión social es capaz de aumentar el riesgo de que una mujer sufra una enfermedad coronaria hasta en un 21%.

Aunque los médicos saben desde hace tiempo que el estrés puede dañar la salud del corazón, los resultados profundizan en su comprensión de los tipos concretos de estrés que pueden ser más perjudiciales.

Encontrar formas de reducir los niveles de estrés podría ayudar a proteger el corazón y mejorar el bienestar emocional.

Los expertos afirman que dar prioridad al autocuidado, dormir lo suficiente, practicar la atención plena y dedicar tiempo a tus actividades favoritas son medidas que pueden ayudar.

Si el estrés es abrumador, considera la posibilidad de buscar el apoyo de un profesional de la salud mental.

Terapia Online – Puedes lograrlo

Con la psicoterapia online, gracias a los avances de las tecnologías, nos podemos permitir llevar a cabo un mejor tratamiento del estrés, gracias a que nos permite evitar cargas añadidas, como pueden ser los desplazamientos al despacho, imprescindibles en el caso de la terapia presencial. Esto como  un ejemplo más.

Porque gracias a la Psicoterapia online, nos podemos permitir estar más accesibles al paciente incluso en esas situaciones puntuales que le generan estrés.  

Además, nosotros aplicamos la tecnología para la realización de las sesiones por videollamada y en ello, las técnicas de relajación, que suelen ser unas de las medidas más prácticas en el tratamiento del estrés, ya que permiten transformar  el distrés en eustrés, se pueden impartir fácilmente a través de una pantalla.

Si sufres problemas de estrés, quizás haya llegado el momento de ponerle solución, gracias a las facilidades que desde Psicología Online Avanzada te ofrecemos.

Te esperamos.

Autor: Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.

El estrés social y la tensión laboral aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca en las mujeres, Estrés, Meditación, Controlar el estrés, Ansiedad, Meditación, Terapia Online, Relajación.