¿Cómo volver a la oficina sin estrés después de la COVID-19?

Puntos claves

    Más de dos tercios de los trabajadores afirmáis estar preocupados por volver a la oficina, según una encuesta reciente.

    La vuelta a la oficina puede traer consigo beneficios como el aumento de la productividad, la disminución de la soledad y unos límites más firmes entre la vida laboral y la personal.

    Mantener una actitud positiva, establecer límites personales y practicar el autocuidado puede ayudar a aliviar la ansiedad por volver a la oficina.

Después de más de un año de trabajo a distancia provocado por la pandemia del COVID-19, muchos empresarios están empezando a reabrir sus oficinas, y los trabajadores tenéis sentimientos encontrados. Algunos estáis encantados con la idea de colaborar con vuestros colegas en persona y de cambiar vuestra improvisada oficina en casa sobre la mesa de la cocina por un espacio de trabajo dedicado.

Pero los que estáis deseando volver a la oficina parecéis ser la minoría. Alrededor de dos tercios de los trabajadores dicen estar preocupados por la transición, según una encuesta realizada por Envoy a mediados de febrero entre 1.000 trabajadores a tiempo completo y parcial. Hasta un 29% valora tanto la flexibilidad y la seguridad del trabajo a distancia que afirmáis que dejaréis vuestro trabajo si vuestros jefes insisten en que volváis a la oficina.

¿Por qué estresa tanto al volver a la oficina?

Veamos con más detalle por qué los trabajadores consideráis que os estresáis tanto al volver a la oficina, así como las formas de hacer más fácil la transición, según los expertos en salud mental.

Sentimientos encontrados sobre la vuelta a la oficina

Trabajar desde casa ofrece a la gente una forma de seguir contando con un sueldo sin correr el riesgo de la exposición al coronavirus. Muchos trabajadores teméis estar menos seguros si os veis obligados a desplazaros en transporte público y a volver a pasar de 9 a 5 de la tarde entre compañeros, dice la doctora Dawn Kamilah Brown, psiquiatra y directora general de ADHD Wellness Center y Mental Healthletics.

“La mayoría de mis pacientes estáis preocupados por si será seguro volver al trabajo, teniendo en cuenta que la mayoría de los ciudadanos aún no reciben la vacuna. Varios manifestaron preocupación por la posibilidad de estar expuestos al coronavirus y, en el peor de los casos, enfermar gravemente y morir.”

– Dra. Dawn Kamilah Brown

Cambio en la rutina y mayor seguridad

Muchos os preguntáis si habrá una nueva formación, requisitos y directrices de seguridad en el trabajo que deban seguir todos los empleados. Además de las preocupaciones por la salud y la seguridad, a muchos de vosotros os preocupa perder las ventajas de trabajar a distancia.

Si estás vacunado, ésta puede ser ya tu mayor preocupación.

«Muchos de vosotros que podéis trabajar desde casa valoráis las ventajas de la flexibilidad y de no tener que viajar al trabajo», dice la doctora Rashmi Parmar, psiquiatra de adultos y niños de Community Psychiatry. «En este sentido varios de mis pacientes habéis informado de una mayor productividad cuando trabajáis solos en casa, ya que percibís las interacciones sociales en el trabajo como algo angustioso o que distrae».

Sentimiento de normalidad

Sin embargo, los sentimientos sobre la vuelta a la oficina no son del todo malos. Muchos trabajadores estáis deseando volver a conectar con vuestros colegas y tener una sensación de normalidad en el lugar de trabajo.

«Hay quienes estáís muy ansiosos por volver a la normalidad, especialmente si habéis atendido a los niños pequeños en casa durante las horas de trabajo, y estáís anhelando la estimulación y la rutina de los adultos. En general, he visto que la mayoría de las personas expresáis el deseo de algún tipo de modelo de trabajo híbrido en adelante, como tres días en la oficina, dos días en casa.”

– Dra. Renee A. Exelbert

Estos deseos de un modelo de trabajo híbrido hacen eco en las conclusiones de una encuesta realizada por PwC a finales de 2020 a 1.200 trabajadores de oficina estadounidenses y 133 ejecutivos, mostró que el 55% de los trabajadores preferís seguir trabajando a distancia al menos tres días a la semana una vez que los riesgos de la COVID-19 disminuyan.

Cómo facilitar la transición de vuelta a la oficina

Tanto si vuelves a la oficina a tiempo completo como si sólo lo haces unos días a la semana, la alteración de tu rutina diaria podría resultar desalentadora. De repente, tendrás que interactuar con muchas más personas de lo habitual, y probablemente necesitarás ajustar tu horario para adaptarte a los desplazamientos.

¿Cómo puedes reducir el estrés que conlleva este cambio en tu trabajo?

Empieza por centrarte en lo positivo

«Definitivamente es difícil renunciar a la flexibilidad y la facilidad de trabajar desde casa, sin embargo, hay varias ventajas de retomar el trabajo en una oficina de las que carece el entorno doméstico»

– Dr. Parmar

Entre los beneficios podéis encontrar el restablecimiento de las conexiones sociales y el freno a la soledad que muchos de vosotros experimentasteis durante el encierro, menos distracciones que reduzcan vuestra productividad y un límite más firme entre vuestra vida laboral y familiar.

«Desde el punto de vista profesional, demostrará tu compromiso con tu trabajo y tu flexibilidad para pasar por otra transición, lo que será apreciado por tu empleador» dice Yasmine Saad, PhD, psicóloga clínica licenciada y fundadora de Madison Park Psychological Services.

Definitivamente es difícil renunciar a la flexibilidad y la facilidad de trabajar desde casa, sin embargo, hay varias ventajas de retomar el trabajo en una oficina de las que carece el entorno doméstico.

Construye una red de apoyo

Es totalmente normal sentir cierta ansiedad social al pensar en volver a la oficina e interactuar con un grupo de compañeros de trabajo, dicen los expertos. Adoptar un enfoque gradual para socializar te ayudara a facilitar está transición

«Empieza a relacionarte primero con individuos o grupos más pequeños de personas antes de pasar a interactuar con un equipo entero.»

– Dr. Parmar

Fortalece tu red de apoyo en el trabajo y da prioridad a pasar tiempo con compañeros de trabajo que te apoyen y os llevéis bien. Ofrécete a tener un encuentro socialmente distanciado en persona fuera del trabajo o un café informal mientras trabajas para conectar con ellos.

Ten en cuenta que las precauciones de seguridad de la pandemia alteraron las normas sociales, como estrechar la mano. Descubrir lo que te resulta cómodo ahora y desarrollar un plan para respetar tus límites personales te ayudará a sentirte más seguro.

«Lo ideal es tener un plan sobre qué enfoque es seguro, cómodo y que sirva para que no te sientas incómodo», dice el Dr. Brown. «Modelar este enfoque con los compañeros de trabajo también sirve para establecer las expectativas sobre cómo ellos deberán relacionarse contigo. Esto facilita que todos estéis centrados en el trabajo que os gusta».

Habla con tu jefe

Por último, habla con tu jefe para ver si puedes seguir trabajando a distancia -al menos durante una parte de la semana. De tal manera que puedas mantener cierta flexibilidad, si es que te está funcionando.

Expón tu deseo y elabora un plan que funcione para tu jefe. Demuestra a tu jefe cómo beneficiará a tu trabajo tener estas necesidades cubiertas. Por ejemplo, serás más eficiente y productivo sin tener que desplazarte.

Práctica del autocuidado en medio del cambio

Aunque trabajes para que la transición sea más fácil, la vuelta a la oficina podría resultar a veces abrumadora. Practicar el autocuidado te ayudará a sobrellevar el estrés del cambio.

«Empieza a adoptar la rutina de un día de trabajo regular una semana antes para permitir una transición más suave», sugiere el Dr. Parmar. «Sigue una rutina saludable con comidas puntuales, horarios de sueño coherentes, actividad física adecuada y tiempo de relajación. Reserva descansos en el trabajo a intervalos regulares para desestresarte y rejuvenecer durante las horas de trabajo».

También recomienda estar atento a las señales de advertencia del estrés, como la falta de aliento, los dolores de cabeza, la pesadez en el pecho, el aumento del ritmo cardíaco y los dolores corporales en general, y tomar medidas para afrontarlo en tiempo real.

Abastece tu escritorio con cosas que alivien el estrés, como una bola antiestrés, un difusor de aceites esenciales calmantes, un tentempié favorito o fotos enmarcadas de tus seres queridos.

No te presiones para rendir al máximo de inmediato.

“Intenta no sentirte culpable si no estás totalmente encantado de volver a tu oficina. Definitivamente, habrá algunas cosas deseables que no estarán disponibles, y está bien sentir cierta sensación de pérdida.”

– Renee A. Exelbert, PhD

La duración de la transición varía de una persona a otra. El periodo de adaptación dura entre tres semanas y tres meses, por término medio.

Recordarte a ti mismo que, al igual que el trabajo a distancia, la vuelta a la oficina acabará pareciéndote una parte normal de la vida. Que viene con ventajas, así como con algunos retos. Te ayudará a reforzar la resistencia contra el estrés del cambio.

Lo que esto significa para ti

A medida que aumenta el número de personas que reciben la vacuna, los empresarios están empezando a hacer que los trabajadores volváis a la oficina después de más de un año de trabajar desde casa. Sin embargo, es probable que la transición no sea fácil, y muchos de vosotros temáis perder ciertas ventajas y estar menos seguros si os alejáis del trabajo a distancia.

Considera la posibilidad de hablar con tu jefe para probar un enfoque híbrido que te permita seguir trabajando a distancia, al menos una parte del tiempo. Si tienes que ir a la oficina, intenta centrarte en los posibles beneficios, como la reducción de la soledad y la mejora de la productividad. Establecer límites personales, practicar el autocuidado y adoptar un enfoque gradual para socializar también puede ayudar a aliviar la ansiedad.

Recuerda que la salud física y mental debe ser lo primordial en tu lista de tareas, si tu ansiedad está afectando tu vida es importante que acudas a un médico de la salud mental. No dejes pasar más tiempo, anímate a mejorar. Te esperamos.

Terapia Online – Camino a la recuperación

En Psicología online Avanzada, trabajamos mediante métodos con una validez científica, acompañándolos de una gran cercanía, comprensión de tu problema y con profesionales certificados.

Mediante la terapia online, buscamos derribar todo tipo de barreras, aplicando la tecnología para la realización de las sesiones por vídeo-llamada

Para tratarte los problemas de ansiedad, recurriremos principalmente a dos tipos de técnicas que nos permitirán abordar todo tipo de síntomas:

  • Técnicas de control del pensamiento: para trabajar la correcta interpretación de amenazas que no existen realmente. También para el control de los pensamientos que pueden incluso, potenciar los síntomas de ansiedad.
  • Técnicas de relajación: para el control de los síntomas de tú ansiedad.

Nuestra capacidad de adaptación a los pacientes como tú, es lo que nos está permitiendo ser los números uno en tratamientos de este tipo. Permite que te ayudemos para que así logres dar un paso más en el cumplimiento de tus objetivos.

Psicología Online Avanzada

Psicología Online Avanzada

Terapia Psicológica Online Avanzada por Vídeo-Conferencia.
Psicólogos Expertos en Terapia Online.
Aplicamos el enfoque Cognitivo-Conductual con medios actuales.